Mozimán se apunta al reto de los 150 kilos

El protagonista del 'Desafío Try Again' sigue avanzando en su transformación física y captando la atención de los medios de comunicación

Alexánder Aguilera
ALEXÁNDER AGUILERA

Poco o nada hacía presagiar que el ya famoso entrenador de rugby Tristán Chucho Mozimán cerraría el mes de enero en 152 kilos. Y es que, únicamente han transcurrido seis meses desde que Mozimán decidiese dejar sus casi 200 kilos atrás para transformarlos en unos hábitos de vida saludables. Incluso el propio Tristán se mostró sorprendido por la cantidad de kilos bajados hasta la fecha: «La verdad que hasta el pequeño bache antes de Navidad estaba fenomenal. En este punto tuve un pequeño momento de duda en el sentido de cómo iba a ir progresando, pero después de arrancar de nuevo con la rutina voy como un tiro».

En el último artículo realizado sobre 'Chucho', hice referencia a la vuelta a la rutina tras haber superado las navidades, días de excesos, con el 'Desafío Try Again'. Pues bien, después de haber pasado estas fechas, el argentino ha vuelto a esa etapa de ejercicio diario y dieta saludable a la que asegura estar «enganchado». Ha pasado de no hacer ejercicio a faltarle algo el día que no lo practica, pero, aunque el hecho de mejorar su salud es fundamental, Chucho siempre ha lanzado el mensaje de que cualquiera puede dar un giro de 180 grados a su vida, un cambio que puede comenzar con un simple paseo de treinta minutos todos los días.

Ejemplo

Las redes sociales han sido un elemento fundamental a la hora de dar a conocer lo logrado por Chucho en este desafío. Sin embargo, hace unos días, la difusión fue más allá con su aparición en RTVE Cantabria con un reportaje en el informativo que presenta Ana Ruiz Pereda, en el que explicaba su día a día y animaba a personas con su mismo problema a dar un paso hacia delante. «Todo surgió a raíz de una charla que tuve con Gonzalo Miralles, la persona que se ha encargado de hacer el reportaje, le comenté lo que estaba haciendo con el 'Desafío Try Again' y a partir de aquí nos organizamos para hacerlo. Además, hemos quedado en hacer otro más adelante, cuando se acerque la fecha de ir a Madrid», explicó Tristán.

Con el paso de los días, la salud le ha permitido realizar ejercicios que hacía años que no practicaba. Esto, por supuesto, le ha reforzado su deseo de seguir adelante y le ha servido para constatar que los esfuerzos dan sus frutos. Sin embargo, algunas partes del cuerpo que hasta entonces estaban acostumbradas a «la tranquilidad», se han tenido que esforzar hasta el punto de resentirse. Este ha sido el caso de las rodillas de Chucho, donde, tal y cómo él mismo explica, está siendo tratado con células madre. «Ya puedo correr y hacer cantidad de ejercicios, pero mis rodillas se han resentido, especialmente la izquierda y el doctor que forma parte también del club de rugby me está tratando con células madre. Se encarga de sacarme sangre para tratarla con células madre y después volver a inyectármela. Me suele tratar cada semana y estoy notando una mejoría increíble», explica.

Este es uno de los aspectos 'negativos' del desafío de Chucho, las lesiones. Y es que, no todo ha sido bonito en estos seis meses, quizás el lado malo de las cosas sea uno de los temas a tratar en el siguiente artículo de 'Esto es Deporte'. ¡Hasta entonces!

Síguenos en: