La lesión no frena los avances sociales del reto de Mozimán