Oihane Castaños: «Este trabajo me ayuda a la conciliación familiar»

Oihane Castaños. /DM .
Oihane Castaños. / DM .

Aunque a Oihane Castaños siempre se le han dado bien las manualidades, tuvo que ser una amiga la que le animara para dar el paso

MARTA CABRERANoja

Sibarita' y 'bella'. Con la unión de estas dos palabras nació el nombre de Sibabella Tocados, la empresa que está empezando a crecer en Noja de la mano Oihane Castaños. «El nombre fue lo que más costó elegir, ya que nos dijeron que jugáramos con iniciales y a mí no me salía nada que me gustara». Fue entonces cuando les dijo a sus amigas que le dijeran adjetivos, y de ahí surgieron las dos palabras que bautizaron a su negocio.

La idea de comenzar en este oficio no fue suya, sino que una amiga, Esther Torralbo, fue la que le animó ya que conocía sus habilidades con las manualidades. «Ella trabaja como peluquera de novias e invitadas a bodas y entonces me dijo que podía tener un hueco en el mundo de los tocados». Fue entonces cuando se lo planteó y comenzó a dar los pasos para crear su empresa.

«He empezado en septiembre porque quería que mis hijos empezaran el colegio para poder irme a Sevilla a formarme». Aun así, ya venía desde meses antes preparando esta nueva aventura empresarial.

Algo que destaca de este trabajo es la posibilidad que le ofrece para poder compaginar su trabajo con su vida personal. «Anteriormente, trabajaba en una empresa de seguros y limpiaba una casa, pero al tercer embarazo tuve que replantearme las cosas porque era complicado de llevar todo a la vez». Por todo ello, el mundo de los tocados le está permitiendo conseguir la conciliación laboral que hasta ahora veía «complicado» conseguir.

En estos momentos trabaja desde casa. Ahí se ha montado un pequeño taller donde va creando los encargos que le van haciendo. «Tengo una oficina que voy a acondicionar a recibir clientes, pero aún sin horario fijo porque no me renta». Aunque no tenga un horario definido, a la hora de quedar con una cliente no tiene problema, ya que intenta concretar con ella la hora que mejor les viene a las dos. En este caso, lo que más ha tenido han sido pedidos para invitadas de boda y para niñas que van a hacer la comunión.

Los materiales para hacer los tocados son varios, y ella los ha trabajado, pero como en todo, tiene sus propias preferencias. «Me gusta utilizar la porcelana ya que es más fácil de trabajar, aunque también uso abalorios, flores o cristales». Lo que requiere cada tocado lo va viendo en medida de lo que el cliente solicita, su propia opinión y el tipo de evento para el que lo está solicitando.

Su relación con las manualidades viene de lejos, ya que hace tiempo que realiza tejas o, simplemente, toda la decoración navideña de su casa ha sido hecha por ella año tras año. Pero eso no quita para que quiera seguir formándose en lo que respecta a los tocados. Por ello, en cuanto pueda quiere volver a Sevilla para seguir acudiendo a distintos cursos que le ayuden a perfeccionar y añadir conocimientos sobre estos complementos. «Aún estoy empezando, pero no quiero dejar de aprender y avanzar».

Para poder conocer el trabajo que realiza Oihane, actualmente utiliza las redes sociales. En el caso de Instagram, su perfil es 'sibabella.tocados'. En Facebook se la puede encontrar poniendo en el buscador 'Sibabella Tocados'. Además, hay algunas peluquerías de Noja que han querido ayudarle para salir adelante y ofrecen sus tocados a sus clientas. Esta opción de negocio la quiere seguir extendiendo, por lo que va a visitar más locales de la región en lo que poder ofrecer sus creaciones para que se vayan animando poco a poco a realizarle encargos.