Bely Basarte, mucho más que una 'youtuber' de éxito en las distancias cortas

ALFONSO HELGUERA

La cantante cerró su gira nacional en Santander y nos descubrió sus secretos en las redes sociales, así como sus básicos de moda y maquillaje

Sergio Sainz
SERGIO SAINZ

¿Una chica normal? Sí. ¿Una chica más? No. Descubrir a Bely Basarte en las distancias cortas es entender el fenómeno viral que ha desatado. Casi suma diez años en los que se cobijó en YouTube (supera los 517.000 suscriptores) para cantar bonito, sin más pretensión que disfrutar de una afición, y ahora ha conseguido que sus temas sumen una legión de fans y su carisma enamore sin filtros.

El fin de semana ha pasado por Santander como fin de su gira, siendo la primera vez que recalaba en Cantabria y no podía estar más entregada. Es más, espera escaparse pronto y quién sabe si inspirarse para componer o quizá grabar uno de sus vídeos en los que la naturaleza es tan protagonista.

Conocimos a la persona que vive dentro de la artista. Familiar, cercana, positiva… y agradeció que las redes hayan sido su mejor plataforma. De hecho, desconoce las horas que emplea al día en el teléfono, especialmente en Instagram, donde suma más de 223.000 seguidores. Su perfil, cuidadísimo y estético, responde a las emociones y la esencia de menos es más que impone en su día a día. También en los escenarios, donde siempre opta por vestir cómoda, fiel a botines o deportivas, y apenas maquillada, a lo sumo su marcada raya del ojo.

Así lo mostró en su show en directo en la Sala Sümmum, donde estuvo arropa de incondicionales que coreaban y bailaban frenéticamente su repertorio. «Tengo la sensación de estar viviendo los mejores años de mi vida», confesaba ante el micrófono. Con o sin guitarra, junto a su banda «ya familia», llenaba el espacio con su buen rollo musicalizado. «¡Qué cómoda estoy!», repetía una y otra vez, sonando tan sinceras como las palabras a las que tan bien pone música y voz. Algunas versiones como el 'Wanna be' de las Spice Girls o 'El 28' de La Oreja de Van Gogh sorprendieron en esa intimidad compartida, aunque es habitual que en su canal sume versiones auténticas. Cerró con sus 'Mariposas' y ella misma las sintió, «he estado con la piel de gallina, ¡muchas gracias!».

Faltó 'La Bella y la Bestia', a la que ella presta su talento en las canciones en español de la última versión de la película, pero el cuento ya estaba escrito. Y Bely Basarte había cautivado al público ejerciendo su mejor versión: ella misma.

Síguenos en: