Visitamos un chalet en Boo de Piélagos propio de un editorial de moda