Banquete de comida y deseo

Banquete de comida y deseo
Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

De la sopa a las ostras. Del pollo a la fruta. No hay palabras. Sólo gestos rudos, otros casi escatológicos, también despliegue de bocas y manos compitiendo por degustar, paladear, en un festival sin modales, entre sensaciones, sugestivo y competitivo.

El duelo de manjares supuestos y deseos diáfanos se mantiene prolongado en su justa duración y dimensión en 'Tom Jones' de Tony Richardson. La adaptación de la novela de Henry Fielding 'The History of Tom Jones, a Foundling' (1749), cuenta la historia de este huérfano, adoptado por el caballero más rico de la zona. En su mansión, vive en el lujo y termina enamorándose de su vecina, pero su condición de hijo ilegítimo le tortura.

Son muchas las escenas de simbiosis, sugerente y festiva, entre viandas y erotismo, fogones,mesas y cuerpos que ha deparado la historia del cine con profusión. Desde la harina en 'El cartero siempre llama dos veces' a los delirios de 'El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante'. 'Tom Jones' contiene un duelo de mesa y banquete que, en realidad, es una invitación a la consumación sexual que crece a medida que se va dando buena cuenta de los platos: la sopa, el marisco, la carne, las ostras, la fruta entre miradas de goce, entre insinuaciones que sumergen a la pareja en un microcosmos de placeres presentes y venideros, no exento de un lo lúdico y pantagruélico. Las formas en que ambos personajes, a uno y otro lado de la mesa, se miran y se buscan en cada mordisco, en cada gesto, componen una búsqueda sostenida del placer sobrevenido. Vodevil, juerga irreverente, hoy la historia del zascandil desprende tanta inocencia como encanto.

La sucesión de correrías del libertino bastardo en el siglo XVIII se traducen en un retrato apasionado de la vida cuyas connotaciones transgresores han perdido su sentido. Albert Finney aporta descaro y seducción. Y como una isla erótico gastronómica el personaje afronta su pollo rostizado en un continuo pellizco a distancia que precede a la ceremonia sexual.

Tom Jones

Director: Tony Richardson. Año: 1963.Duración:129 minutos. País: Reino Unido. Intérpretes: Albert Finney, Susannah York, Hugh Griffith, David Warner