Botellas con estela

Botellas con estela
Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

'Entre copas', quizás por su vitalismo implícito se lleva la fama. Además hay historias de amor entre viñedos, a lo bon vivant, como 'Un buen año'. Documentales corrosivos y ácidos como 'Mondovino'. Paisajes morales y sentimentales como 'Cuento de otoño' de Rohmer. El alcohol como factor humano en obras maestras, caso de 'Días de vino y rosas'. O botellas que guardan secretos, sorpresas y pistas falsas como la magistral 'Encadenados' de Hitchcock. El vínculo entre la pantalla y el vino ha sido tan recurrente y chisposo como contagioso y aromático.

Uno de los filmes menos conocidos, adscrito a la corriente de comedia de aventuras, es 'El año del cometa', un proyecto de enredo aplazado en varias ocasiones, que tiene la particularidad de haber sido escrito por William Goldman, polifacético autor, articulista y uno de los más respetados guionistas en Hollywood, quien confesó haberse inspirado para escribir la película en su amor por el vino tinto. Penelope Ann Miller y Timothy Daly componen la pareja protagonista aunque Louis Jourdan, galán francés de muchos clásicos pone el sabor añejo y el poso del buen vino. El argumento aparente radica en una persecución espoleada por un objeto único y con algo más que solera. Ligera, entretenida, con más referencias que química, la cinta busca abrir una botella de 1811 que desata la codicia de personajes muy diferentes. El espectador enólogo apreciará algunos detalles, y el resto se dejará llevar por las anécdotas que integran el recorrido. El líquido embotellado durante el anterior paso del cometa Halley despierta la imaginación . El filme desaprovecha el vocabulario enológico y todo parece acorchado. Falta seguir el rastro penetrante que deja la mezcla de géneros y la copa híbrida del amontillado. En realidad es puro vino de aguja con un enredo tan achampanado que la sensación es de fermentación hasta volverse puro gas.

 

Fotos

Vídeos