Con 'C' de calidad

Quesos de Cantabria con Denominación de Origen Protegida. /DM
Quesos de Cantabria con Denominación de Origen Protegida. / DM

Cantabria tiene cuatro DOP, cuatro IGP y 15 productos registrados bajo la marca Calidad Controlada

Alicia Del Castillo
ALICIA DEL CASTILLOSantander

A día de hoy nadie duda de que el producto que se elabora en Cantabria es sinónimo de calidad, de innovación pero, sobre todo, de excelencia alimentaria.

El próximo 13 de noviembre se celebrará el Día Mundial de la Calidad promulgado por la ONU para aumentar la conciencia social sobre la importancia de la calidad para asegurar la prosperidad de las naciones. Una prioridad que los productores y las empresas del sector se han tomado al pie de la letra.

En materia de calidad, la industria agroalimentaria está haciendo bien las cosas gracias al apoyo de la Oficina de Calidad Alimentaria -Odeca-, adscrita a la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación y dirigida por Fernando Mier. Desde su creación en el año 2000, su labor se ha asentado en controlar la calidad diferenciada de los productos agroalimentarios para garantizar su calidad y autenticidad; y en fomentar esa calidad como elemento diferenciador en el mercado para generar valor añadido a los productos haciendo referencia a sus propiedades y características, a los ingredientes utilizados en su elaboración, a su naturaleza, composición, pureza, identificación, origen y trazabilidad, así como a los procesos de elaboración, almacenamiento, envasado y comercialización utilizados y a la presentación del producto final, incluyendo su contenido efectivo y la información dirigida al consumidor en el etiquetado.

La Odeca cuenta en la actualidad con más de 1.400 operadores inscritos bajo diferentes parámetros de calidad, algunos de ellos reconocidos por la UE como la Denominación de Origen Protegida-DOP (Queso Picón Bejes-Tresviso, Queso Nata de Cantabria, Quesucos de Liébana y Miel de Liébana) y la Indicación Geográfica Protegidas-IGP (Carne de Cantabria, Sobao Pasiego y los vinos de la Tierra Costa de Cantabria y Liébana) y la Agricultura Ecológica.

Cantabria cuenta con su propio sello de calidad, la marca 'CC', Calidad Controlada, cuyo fin es garantizar la calidad singular de los productos alimentarios que lo acrediten. Bajo su paraguas se producen en este momento: patatas, pimientos de Isla, tomates, puerros, miel, embutidos crudos curados de las especies cinegéticas, leche pasterizada, berza de asa de cántaro, aguardiente de orujo, queso de oveja curado, carico montañés, arándano, semiconservas de filetes de anchoa en aceite, huevos de gallinas camperas y limones.

Nuevos productos

Al margen de los ya referenciados, el catálogo de productos de calidad sigue creciendo gracias a la inquietud de los productores cántabros que siguen poniendo en marcha nuevas iniciativas y productos. El más reciente y con sello de Calidad Controlada, las patatas fritas 'Vallucas' en homenaje a las mujeres de Valderredible. Un proyecto promovido por el reinosano David Fernández, conocedor del medio agrícola en la producción de patatas.

La salmuria de El Capricho, las conservas de acuicultura marina ecológica de Sonrionansa, la salsa de tomate Salsasón, las anchoas con mantequilla pasiega de M.A. Revilla o los caracoles 'con sabor a mar' de la granja Helicious en Loredo son algunos ejemplos que demuestran que en Cantabria, la actividad agroalimentaria no se para.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos