La recomendable soja

Brotes de soja. /
Brotes de soja.

Milenaria, de origen asiático y con alto valor nutritivo y proteico, la soja y sus derivados son muy consumidos en todo el mundo

ÁNGELA RUIZ

Legumbre perteneciente a la familia de las papilionáceas, en la que se encuentran conocidas plantas como la judía o el guisante, y con una fórmula proteica envidiable que la diferencia de otros alimentos, a igual peso contiene el doble de proteínas que la carne, cuatro veces más que el huevo y hasta doce veces más que la leche.

Se trata del fruto de una planta nacida en China hace más de 5000 años y usada como alimento desde el año 2800 a.C. Su cultivo resultó imprescindible en Oriente, donde sus religiones prohibieron el consumo de carne animal, convirtiendo a la soja en la única manera de obtener proteínas. De ahí que fuera una de las cinco semillas sagradas creadas por los dioses, junto con el arroz, el trigo, la cebada y el mijo. En estas religiones se la conoce también como 'carne de los campos' o 'ternera de la China'.

La soja aterrizó por primera vez en Europa en el siglo XVIII y en Estados Unidos a principios del XIX. Norteamérica se consolidó como el primer productor del mundo y gran exportador de otros países. Brasil es el segundo país productor seguido de Argentina, que supera a China e India. En Europa destaca Italia.

Esta legumbre de origen asiático ha entrado con fuerza en las cocinas internacionales siendo ingrediente principal de muchas elaboraciones y, cada vez más, producto innovador en dietas saludables y equilibradas.

A pesar de su origen vegetal, aporta una importante cantidad de calcio, proteínas y fibra. Su presencia en dietas vegetarianas es importante por su valor proteico y zinc. Además, posee vitamina A, E y, especialmente, del grupo B; compuestos fenólicos, que se asocian a la prevención de los trastornos de la menopausia por tener una similitud a los estrógenos de la mujer; y contiene lípidos entre los que destacan los fosfolípidos y los ácidos grasos poliinsaturados, relacionados con la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Su consumo se relaciona también con la prevención de enfermedades como hipercolesterolemia, obesidad, osteoporosis, e incluso se habla del papel protector de la soja en la prevención de cáncer.

CURIOSIDADES

Aporte nutricional.
Importante cantidad de calcio, proteína, fibra y de grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas. Posee vitamina A, E y del grupo B especialmente.
Beneficios.
Ayuda a combatir el extreñimiento y pervenir enfermedades cardiovasculares, hipercolesterolemia, obesidad, osteoporosis, e incluso se habla del papel protector de la soja en la prevención de cáncer.
Origen.
Nace en China hace más de 5000 años pero no llega a Europa hasta el siglo XVIII y en Estados Unidos a principios del XIX. La palabra 'soja' deriva de la pronunciación japonesa de shoyu (salsa de soja).
Productores.
Estados Unidos se consolidó como el mayor productor del mundo y gran exportador a otros países. Le siguen Brasil en segundo lugar, Argentina en tercero, China e India. En Europa destaca Italia.
Fuente de proteínas.
La semilla de la soja destaca por su elevado porcentaje de proteínas de buena calidad, alrededor del 35%. Lo que supone el doble que en la carne, cuatro veces más que el huevo y hasta doce veces más que la leche.
Carne de soja.
Es rica en proteínas y cuesta menos que la carne animal.

Derivados de la soja

Cada vez son más los productos que se unen a esta larga lista. Desde los más milenarios y tradicionales como el edamame o habas tiernas, joya de la gastronomía asiática como acompañante de otros platos; el tofu, también conocido como 'queso de soja' y uno de los ingredientes en la elaboración de la leche del mismo nombre; o el tempeh, similar al anterior, hasta nuevas recetas en busca de una dieta más saludable. Con esa idea aparecen ahora nuevos productos, denominados alimentos de nueva generación como los helados, yogur, hamburguesas y embutidos con la soja como ingrediente estrella.

Volviendo a lo más conocido y utilizado en las cocinas, la harina de soja se obtiene a partir de los granos molidos, y la lecitina es uno de los productos derivados de la soja más beneficiosos, especialmente para controlar los niveles de colesterol. También existen otras elaboraciones como el miso, fermentación de la soja junto con otro vegetal; el tamari o salsa de soja más pura, la que consumimos normalmente se llama 'Shoyu', que tiene un sabor más suave; la famosa bebida de soja o 'leche de soja'; y su aceite, alternativa perfecta para el aceite de oliva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos