Cafetería Picos de Europa: Rendirse al producto

Tomate de la huerta de Cantabria, en plena temporada. :/
Tomate de la huerta de Cantabria, en plena temporada. :

La cocina de este clásico de la calle Vargas presume de tradición, sencillez y buena materia prima

ALICIA DEL CASTILLO

Para muchos la cafetería Picos de Europa de la calle Vargas -junto a la Alameda y frente a la plaza de Numancia- es una referencia por sus míticos desayunos y meriendas, los sandwiches, pinchos de tortilla y hamburguesas, tan famosos como su cocido lebaniego y su chocolate con churros, pero lo cierto es que este establecimiento, que el próximo año cumplirá 70 años, ofrece mucho más que una pequeña carta de cafetería. A los clásicos del picoteo se suma un recomendable menú de mercado, una selección de pescados de lonja (lomo de merluza y cogote, bacalao, lubina) y carnes (entrecot troceado, carrilleras ibéricas al vino tinto, escalope o pollo crujiente), y recomendaciones -fuera de carta- de producto de temporada.

Los hermanos Chuchi y Bano Bedoya dirigen desde 1968 el negocio que pusieron en marcha sus tíos, Jesús Bedoya y Francisco Pando, en 1950. Hoy, tras varias reformas, Picos de Europa es un moderno establecimiento de dos plantas con capacidad para dar servicio a unas 130 personas.

En la parte inferior se encuentra una amplia barra con una zona de mesas y la cocina que dirige José Francisco Revuelta. En la planta superior dispone de un gran comedor y un reservado para grupos y celebraciones.

Menú de mercado

El menú del día es uno de los emblemas de esta casa y a diario se cuida con buenos productos y una presentación esmerada. Entre semana tiene un precio de 13 euros, 14 euros si se sirve en la terraza ubicada al comienzo de la calle Burgos; y los fines de semana y festivos el menú es de 14,50 euros o 15,50, en la terraza.

La carta se actualiza con el producto de temporada. Ahora son habituales el tomate de Cantabria, jugoso y carnoso, bien aliñado y perfecto para acompañar un bonito del norte a la plancha, calabresa, encebollado o en marmita; los bocartes, fritos, rebozados o a la plancha con un toque de pimentón y una crema de aguacate; la carne de toro de lidia de la Feria de Santiago -hasta que se termine el género-, estofada con verduras y patatas, albóndigas con salsa de vino tinto, hamburguesa acompañada de patatas bravas y redondo asado en su jugo.

Variado picoteo

En cuestión de picoteo, Picos ofrece una amplia variedad de raciones entre las que merece la pena destacar los ibéricos de Guijuelo, la cecina de León y los quesos -de oveja curado y el Picón Bejes-Tresviso-; ensaladas variadas, sin olvidar la ensaladilla rusa con bonito o las verduras a la plancha con escamas de sal y AOVE; patatas bravas, ali oli o con salsa de queso; las siempre bienvenidas rabas de peludín; mejillones, en salsa o vinagreta; anchoas de Santoña; callos caseros; morcilla de Burgos; mollejas empanadas y huevos de corral con patatas fritas, muy bien acompañados.

Cafetería Picos de Europa

Calle Vargas 15, Santander.

Teléfono: 942 231 036.

Propietarios: Jesús y Urbano Bedoya.

Inaugurado: 1950.

Jefe de cocina: José Francisco Revuelta.

Cocina: De mercado.

Precio medio de la carta: 20 euros.

Menú diario: 13 euros, 14 € en terraza. 14,50 y 15,50 los fines de semana y festivos..

Terraza: Sí, en calle Burgos.

Horario: Desde 07.30 horas.

Bodega: Unas 50 referencias.

Café: Dromedario.