Se reducen a tres los incendios activos en Cantabria

Imagen del incendio de este sábado en Loredo/
Imagen del incendio de este sábado en Loredo

Ya son 50 los fuegos desatados a lo largo de la última semana

PILAR CHATOSantander

Sigue activado el nivel 2 de alerta pero los incendios siguen reduciéndose. A las siete de la tarde de este domingo los fuegos activos se habían reducido a tres y uno de ellos de pequeña envergadura que solo afectaba a plumeros. Se trata de uno en Boo de Piélagos. A éste hay que sumar otro en Ruda (Santa maría de Cayón) y Sán Vitores ( Medio Cudeyo). A esta hora quedaban ya extinguidos totalmente el de Loredo que el sábado afectó a unas cinco hectáreas de pinos y plumeros y que llegó a hacer temer por el camping de la localidad y los de La Penilla, Merilla (San Roque de Riomiera), Villayuso (Cieza) y Vega de Villafufre.

Ver más

Según el parte del Servicio de Montes, entre las siete de la tarde del sábado y las siete de la tarde del domingo se declararon seis nuevos incendios lo que hace que se eleven a 50 los resgistrados en una semana. El hecho de que las temperaturas hayan descendido algo y el viento haya amainado está ayudando a mantener más controlados los focos que van surgiendo, tras un sábado muy ajetreado en el que 14 incendios mantuvieron de cabeza a los agentes de Montes. Se trata de un mes de septiembre atípico, ya que el riesgo más alto de incendios en Cantabria siempre es en los meses de enero y febrero.

Entre los municipios más afectados hoy se encuentran Alfoz de Lloredo, Ruiloba, Santa maría de Cayón, Medio Cudeyo y Ribamontán al Mar.

La buena nueva es que se esperan lluvias para las próximas horas, lo que ayudará a mantener la calma. Aun así permanecen en Cantabria los 16 brigadistas de unidad especial del Ministerio de Medio Ambiente (Brifa) que ayer se desplazaron desde Soria para apoyar en Cantabria. Los que han regresado son los helicópteros y el hidroavión

Hoy han estado trabajando dos técnicos de guardia, 102 agentes del medio natural y 32 cuadrillas apoyados por el helicóptero del Gobierno y coches autobombas.