Solanas y Sierra formalizan su renuncia como diputada y concejal del PRC

Francisco Sierra entrega en el registro del ayuntamiento su renuncia/
Francisco Sierra entrega en el registro del ayuntamiento su renuncia

José Miguel Fernández Viadero ocupará el escaño que deja Solanas en el Parlamento regional

GONZALO SELLERS / REDACCIÓNSantander

Los regionalistas Concepción Solanas y Francisco Sierra han presentado este lunes su dimisión como diputada del PRC en Parlamento de Cantabria y como concejal del Ayuntamiento de Santander, respectivamente. La renuncia a sus puestos dentro del partico fue adelantada este fin de semana por la edición impresa de El Diario Montañés y Kioskoymas, tras expresar ambos su descontento con las políticas que estaba desarrollando el PRC.

El regionalista José Miguel Fernández Viadero, concejal en el Ayuntamiento de Meruelo, ocupará el escaño de diputado en el Parlamento de Cantabria que deja Solanas. Mientras, en el Ayuntamiento de Santander, el partido está a la espera de si Bernardo Colsa -el que, por orden de lista en las pasadas elecciones municipales, debería de ocupar su puesto- acepta o no el cargo. De lo contrario, la lista seguiría corriendo y le sustituiría la funcionaria Marina Lombó.

Solanas ha presentado a las 9.05 horas su dimisión como diputada del grupo regionalista en el Registro del Parlamento regional y Sierra ha hecho lo propio en el del Ayuntamiento renunciando a su acta de concejal.

Conchi Solanas explicó a El Diario Montañés que deja su escaño en el Parlamento, «desilusionada» por la dirección tomada por la formación regionalista en los últimos años. Solanas, que fue concejala en el Ayuntamiento de Santander durante la pasada legislatura, en la que coincidió precisamente con Sierra, lamentó que en el PRC se hayan tomado «decisiones incomprensibles que suponen abandonar líneas de trabajo de carácter social». Y puso el ejemplo de los barrios de la capital, donde ella y varios compañeros de partido habían trabajado «mucho y bien pensando en la gente más humilde». «Pero han sido maltratados políticamente y el trabajo desarrollado se ha desperdiciado», denunció.

Entre los motivos políticos que le han llevado a tomar esta decisión también se encuentra la «falta de renovación» de la dirección del PRC o el hecho de sentirse «ninguneada» en el desarrollo de la política sanitaria dentro del partido.

Su escaño en el Parlamento le corresponde por posición en la lista a Manuel Garrido, miembro de la ejecutiva de la extinta UCD y líder de CDS. Fue diputado en dos etapas, con los centristas (1987-1991) y con el PSOE (1995-1999).

Por su parte, el hasta hoy concejal regionalista en el Ayuntamiento de Santander ha señalado que sus esfuerzos han sido para contribuir a regenerar y democratizar el PRC, un partido que admiró y defendió en el pasado, pero que a día de hoy siento distante y no me veo capaz de defender ante los ciudadanos ni ante mi propia conciencia».

Durante una década Sierra se fajó en los barrios de la ciudad para sumar votos Santander para Miguel Ángel Revilla, una etapa que no estuvo exenta de periódicas tensiones con su partido. Señalado por la propia cúpula regionalista como aspirante al liderazgo en Santander, quedó apartado cuando Vicente Mediavilla y Revilla prefirieron a José María Fuentes-Pila con un perfil político muy distinto al de Sierra. Durante los últimos cuatro años ha mantenido la disciplina de voto, pero no ha tenido reparos en cuestionar públicamente más de una decisión de la dirección del PRC. Sobre todo, las referentes a la cuestión sucesoria en el partido y al «abandono» de la política social y de barrios. El siguiente en la lista es Bernardo Colsa, gerente de la Fundación del Racing.

Sierra ha dicho que se va, tras siete años de concejal, "muy a su pesar", y ha añadido que ve "condenado al fracaso" el proyecto político del PRC, "tal y como lo ha administrado la actual cúpula". "Es un proyecto político tristemente llamado a desaparecer, porque quienes están en la cúpula llevan más de veinte años y no quieren dejar paso y siguen aferrados a su trono", ha considerado.

Explica que se marcha "en base a su conciencia" y de acuerdo con una "coherencia" que ha pretendido mantener siempre, pues ha "dejado de creer en el PRC y en lo que sus principios representan". "Creo que ya no se defienden", ha comentado en declaraciones a los periodistas tras registrar su renuncia.

En opinión de Sierra, el líder regionalista, Miguel Ángel Revilla, "no está capitaneando" este partido "como debería hacerlo". "Eso me sitúa en una situación que no me lleva más que a dejar el puesto de concejal y pedir la baja en el PRC", ha apostillado.

Diego elude valorar las dimisiones

El presidente de Cantabria y líder del PP regional, Ignacio Diego , ha eludido valorar las dimisiones del concejal en el Ayuntamiento de Santander Paco Sierra y la diputada Conchi Solanas por tratarse de "asuntos de régimen interno" del PRC .

"No me parece oportuno desde otro partido opinar al respecto", ha dicho Diego a preguntas de los medios de comunicación durante su visita de este lunes a la feria de ganado de Rionansa.

El presidente del PP se ha limitado a mostrar su "respeto a las personas toman determinadas decisiones y las razones que puedan tener para hacerlo", pero "no entro en mayores detalles", ha señalado

 

Fotos

Vídeos