Las cifras de la pobreza en Cantabria

Las cifras de la pobreza en Cantabria

Seis años de crisis han modificado el perfil social de aquéllos a quienes se considera 'pobres', y han dejado unos registros estadísticos más que preocupantes

DAVID REMARTÍNEZSantander

La Organización de las Naciones Unidas celebra, cada 17 de octubre desde 1993, el 'Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza', un objetivo tan evidente en su necesidad como inalcanzable según funciona el mundo. La parte norte del planeta, donde se concentran los países donde la pobreza es considerada desde hace dos siglos un asunto 'minoritario', o al menos no generalizado, ha empezado a conceder a esta celebración más importancia conforme la recesión económica se ha extendido cual metastásis entre naciones (también de abajo arriba, de menos ricas a más prósperas).

Frente al aluvión de estadísticas económicas casi instantáneas sobre la prima de riesgo, la bolsa, el déficit público o la compraventa de viviendas, hay pocas actualizaciones sobre las cifras oficiales de pobreza en España durante los últimos seis años. Y ello, a pesar de su imparable avance, y de los cambios que se han producido en el perfil social de quien se considera 'pobre', mucho más amplio y diverso. Miles de antiguos asalariados de clase media pelean hoy por salir del pozo como sea. Por contra, los cálculos de las ONG, y de otros organismos, sobre esta escalada de la necesidad no paran de sucederse como una cadena de alertas incesante. Las siguientes son algunas cifras que aproximan la realidad en Cantabria, y en España.

-Según la agencia Eurostat, un 25% de la población de la UE, o una de cada cuatro personas, se encuentra en el denominado "riesgo de pobreza y exclusión social". La Unión quiere rebajar ese porcentaje en cinco puntos (una de cada cinco personas) antes de 2020. Bruselas concederá ayudas a las distintas administraciones, y de esas ayudas surgirán planes nacionales, regionales y locales (como ya se están anunciando), cuya eficacia real dependerá del enfoque y la gestión de los fondos públicos.

-En Cantabria, la Encuesta de Condiciones de Vida, publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), indicaba en su registro de 2013 que un 25,3% de los cántabros rozaban o sufrían esas condiciones paupérrimas. En número redondo: 145.000 hogares de la región. Ese porcentaje era del 16,2% seis años atrás, en 2007, antes de que se cayesen los ladrillos, los bancos hubiesen de ser rescatados, y se destapasen las cuevas de Ali Babá en tantas instituciones públicas.

noticias relacionadas

-La encuesta del INE también arroja otro dato revelador: el 47% de los hogares de Cantabria admite llegar a fin de mes a trancas y barrancas. Y el 16% de ellos, directamente no llegan.

-Cáritas atendió el año pasado a 18.000 personas en sus servicios de asistencia, adonde llegan quienes ya no saben dónde ir. El 33% de los auxiliados carecía de ingresos por completo.

-La pobreza infantil ya afecta al 31% de los menores de 16 años españoles. Según la ONG de cooperación Educo, en Cantabria la proporción es del 20,7%.

-Cáritas también estima que unas 1.500 personas viven sin techo en Santander. El 60% carecen de tarjeta sanitaria "por no disponer de domicilio o estar administrativamente irregulares en el país". La expectativa de vida de alguien sin casa donde cobijarse se reduce en un 20%.

-El 10% de los cántabros están encuadrados en un nuevo concepto: la pobreza energética. Cone sas dos palabras se define a quienes "no pueden pagar las necesidades básicas de energía con un 10% de sus ingresos". Un estudio de la Universidad de Cantabria cifra en 50.000 los ciudadanos de la región que cumplen tal entrecomillado.

-La Cocina Económica alimenta cada día a más de 200 personas en su comedor social de Santander. Cruz Roja reparte durante los últimos años una media de 120.000 kilos de productos. Coorcopar atiende cada año, desde que empezó la crisis, cientos de solicitudes de cestas de comida para familias de Torrelavega que no cubren sus necesidades básicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos