El salmón y la trucha, solo con licencia de pesca fluvial

Pesca de salmón en el río Pas./
Pesca de salmón en el río Pas.

La restricción, que entra en vigor este sábado, está motivada en el estado de conservación de las poblaciones de los salmónidos, que según la Consejería han experimentado una importante regresión en los últimos años

EUROPA PRESSsantander

A partir de ahora, el salmón y la trucha ya sólo se podrán pescar en Cantabria con licencia de pesca fluvial, y no con la licencia de pesca marítima, que permitía la captura de estas especies en el abra de los ríos.

La Consejería de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural ha tomado esta decisión para "unificar la normativa" y que "no haya duplicidad", según han informado fuentes del departamento que dirige Blanca Martínez.

La inhabilitación de la licencia de pesca marítima para la pesca del salmón atlántico y la trucha común se regula en una orden publicada este viernes en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), que entra en vigor este sábado 8.

La orden establece una veda extraordinaria de duración indefinida para la pesca con licencia de pesca marítima de recreo del salmón atlántico (Salmo Salar) y la trucha común (Salmo Trutta), ésta última tanto en forma residente como la migradora o reo.

Veda indefinida

La orden señala que la medida está motivada en el estado de conservación de las poblaciones de los salmónidos en las cuencas hidrográficas de Cantabria, que según la Consejería han experimentado "una importante regresión durante los últimos años"; así como en la dificultad existente para distinguir los ejemplares adultos de la trucha migradora y del salmón, y en el hecho de que ambas especies son objeto de las mismas artes de pesca, lo que implica "un elevado riesgo para la población de salmón".

A la vez, señala que las pesquerías deportivas de la trucha común y del salmón atlántico en aguas continentales de Cantabria "ya contaban con importantes restricciones y estaban sometidas a un gran número de medidas de gestión".