Cantabria propone una solución ferroviaria para llegar a Madrid en tres horas

Pasajeros rumbo a Madrid en la estación de Santander/
Pasajeros rumbo a Madrid en la estación de Santander

El Gobierno presentará un proyecto al Ministerio de Fomento que implica una inversión de 300 millones de euros

EFESantander

El Gobierno de Cantabria propondrá al Ministerio de Fomento una solución ferroviaria que combina tramos de vía de alta velocidad y convencional para realizar el viaje de Santander a Madrid en 2 horas y 58 minutos, y que costaría una décima parte que un trazado completo de AVE en vía doble.

La solución supondría reducir otra media hora el viaje con respecto a los tiempos que se prevén alcanzar con las inversiones actualmente en marcha en la catenaria y la plataforma de la vía Santander-Palencia, que dejarán el trayecto a Madrid en tres horas y media.

Ver más

Para ello, habría que construir algunos kilómetros de vía simple de alta velocidad entre Palencia y Alar del Rey, combinados en algún tramo con la vía doble convencional. Y desde Alar hasta Santander se mantendría la actual vía doble convencional que se está rehabilitando.

La solución requeriría una inversión de unos 300 millones de euros -o incluso menos porque en algunos casos sirve con las mejoras que se acometen actualmente-, frente a los más de 3.200 millones que costaría construir una vía doble de alta velocidad desde Santander hasta Palencia.

La propuesta es resultado de los estudios del equipo del catedrático de Matemática Aplicada de la Universidad de Cantabria (UC) Enrique Castillo Ron, que ha presentado los detalles en rueda de prensa junto al presidente regional, Ignacio Diego. Desde 2006, este equipo de la UC, junto a otro de la Universidad de Ciudad Real, ha analizado cómo reducir los costes de construcción de las líneas de alta velocidad.

Una conexión con Cádiz

El Gobierno cántabro está negociando con Renfe una mejora de frecuencias en la línea Santander-Madrid y la posibilidad de incorporar también una conexión que llegue hasta Cádiz. Actualmente Cantabria cuenta con seis conexiones diarias con Madrid (tres en cada sentido) y el Gobierno autonómico se ha fijado como objetivo conseguir otras cuatro, tal como ha señalado Diego.

Por lo pronto, "a corto plazo", ya se está trabajando en dos de esas frecuencias, una entre Madrid y Santander, y otra de Santander a Madrid que continuaría hasta Cádiz.

El Ejecutivo regional está tratando de "convencer" a Renfe para que añada estas frecuencias y, para ello, lo justifica en que Cantabria ha sido una de las comunidades en las que más ha aumentado el tráfico ferroviario de viajeros en los últimos dos años.

Diego lo achaca a que el tren es ahora más competitivo en términos económicos y al aumento de su fiabilidad, gracias a las inversiones para la renovación de la vía. Además, el Gobierno cántabro sustenta también su petición en el previsible aumento de demanda que se va a registrar por la reducción de tiempo de viaje, ya que, gracias a las inversiones en marcha, se podrá viajar de Santander a Madrid en tres horas y media

Su conclusión es que la línea doble es "cara" y, en muchos casos, "innecesaria", ya que se puede optar por combinar tramos de vía doble y de vía simple, y resolver el problema de cruce de trenes en los tramos de única vía ajustando los horarios y frecuencias. Partiendo de esa base, hace dos años el profesor Castillo y su equipo decidieron analizar cómo se podría trasladar esto al trazado ferroviario entre Santander y Palencia y han diseñado ocho soluciones distintas.

La más cara sería la de construir una vía de alta velocidad de doble carril en la totalidad del trazado. Según sus estimaciones, costaría 3.221 millones de euros y permitiría viajar de la capital cántabra hasta Madrid en 2 horas y 31 minutos. En las demás opciones se juega con la combinación de tramos de línea de alta velocidad, en unos casos doble y en otros simple, junto con tramos de línea convencional. Y en cada caso se analiza cuánto se acortaría el viaje y cuánto costaría la actuación.

La comparación de opciones pone de relieve diferencias sustanciales, hasta el punto que, entre dos de ellas, para reducir el viaje en siete minutos se requeriría una inversión adicional de 1.200 millones de euros.

De todas las opciones sugeridas, el Gobierno de Cantabria se ha fijado en una de las más económicas (sólo hay otra más barata), que permitiría llegar a la capital de España en 2 horas y 58 minutos (3 horas y 53 minutos en el caso de mercancías). Aunque incluye varios tramos de vía simple, con esta solución se podrían programar hasta 36 frecuencias diarias (actualmente hay tres en cada sentido a Madrid, otras de medio recorrido y una media de seis frecuencias diarias de mercancías).

Ahora, el Ejecutivo va a firmar un convenio con el departamento de la UC que lidera Castillo y con la Real Academia de Ingeniería, de la que es miembro, para que profundicen en esta solución. El profesor se compromete a entregar ese nuevo estudio a finales de febrero, y el Gobierno lo llevará entonces al Ministerio para pedir a Fomento que acometa el proyecto.

Diego está seguro de poder "convencer" a los responsables de Fomento y de que encontrarán "la misma receptividad" que hubo para las obras que están ahora en marcha para mejorar la línea actual.

Y es que, a su juicio, frente a ocho años en los que en Cantabria se hablaba del AVE "sin fundamentar", con esta solución se hace "descarrilar el tren de la frivolidad" y se entra "en la vía del sentido común" y del "rigor".

Castillo Ron ha invitado a pensar si "tiene sentido" gastar "diez veces más" para ahorrar "27 minutos", y ha opinado que la solución propuesta es "lo razonable" en términos de "solidaridad" y actuando con "sentido de Estado".

Respecto a los plazos de ejecución si el Ministerio acepta la petición, Diego ha aclarado que no es "un sueño para otra década", sino que pretende ser una realidad en ésta

 

Fotos

Vídeos