La Federación de Municipios tranquiliza a las asociaciones y dice que se cambiará la reforma fiscal

De la Serna trata de calmar a las pequeñas organizaciones sin ánimo de lucro que temen su fin por la tributación del impuesto de sociedades

E. PRESS / REDACIÓNDM

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Iñigo de la Serna, ha enviado un mensaje de tranquilidad a las asociaciones y organizaciones sin ánimo de lucro, porque el Gobierno del Estado está ya trabajando para modificar la parte de la reforma fiscal que obliga a estas entidades a tributar el impuesto de sociedades.

las palabras del alcalde se producen tras la publicación en la edición impresa de EL DIARIO MONTAÑÉS de la preocupación que ha surgido entre las asociaciones por esa reforma fiscal que, dicen, pone al borde del cierre a las asociaciones de vecinos y de padres.

La reforma fiscal entró en vigor el pasado 1 de enero e incluye cambios en el impuesto de Sociedades. Básicamente, la nueva regulación obliga a todas estas entidades a declarar el tributo. A todas. Las sociales, culturales, cívicas, vecinales, deportivas... Incluso a las asociaciones de padres de alumnos. Independientemente de su tamaño (porque antes se establecían unos baremos en cuanto a ingresos que dejaban libres a las más pequeñas). «Muchísimas van a tener que desaparecer», se queja. El deporte fue el primero en ponerse en pie de guerra.

Ante la "preocupación" manifestada por algunas de estas asociaciones (sociales, culturales, cívicas, vecinales o de padres) que manejan "recursos muy limitados", el también alcalde de Santander ha destacado este lunes que el Ejecutivo "tiene previsto, por supuesto, arreglar este tema".

"El Gobierno va a hacer la modificación necesaria para que no suponga ningún problema para estas organizaciones", ha asegurado De la Serna, que si bien no ha dicho cuándo ni cómo se llevará a cabo esta modificación porque no le "corresponde".

Para proceder a ello, ha indicado que la FEMP, y él mismo como su presidente, ha mantenido conversaciones con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que realizará esa modificación puntual de la reforma fiscal que entró en vigor el pasado 1 de enero.

"He estado trabajando con el Gobierno para que se trate de impulsar una modificación a nivel nacional", ha añadido De la Serna que, por tanto, ha manifestado que las asociaciones pueden "estar absolutamente tranquilas" porque "no van a tener ningún problema".