Un bar que dice que no pone música de la SGAE tendrá que pagarle de todos modos

La Audiencia ratifica la condena al hostelero, porque el repertorio "es indiferente" habiendo un contrato vinculante entre las partes

MARIÑA ÁLVAREZSantander

La Audiencia Provincial de Cantabria ha confirmado la condena a un hostelero que dejó de abonar a la Sociedad General de Autores (SGAE) varias cuotas de los años 2010, 2011, 2012 y 2013, año en que cerró el local. Aunque alegó que en su bar solo difundía música que no pertenecía al repertorio que gestiona la SGAE, el argumento no le ha servido. Para la Audiencia es "indiferente" la música que se haya pinchado en este local, porque "la obligación de pago deriva de la relación contractual que une a las partes".

En la sentencia, el tribunal señala que la relación entre el hostelero y la SGAE viene del contrato que ambos suscribieron en 2007, según el cual la entidad de gestión concedía una autorización para emitir música de su repertorio a cambio de una remuneración. En el citado contrato, de duración indefinida, se contemplaba la posibilidad de resolver unilateralmente el contrato con preaviso de un mes, lo que aún no había ocurrido en el tiempo en que se reclaman las cuotas. Por tanto, para la Audiencia el hostelero "ha realizado un planteamiento desenfocado" a la hora de rechazar la demanda presentada por la SGAE, que le reclama 2.679 euros más IVA. "Incide en que no se reproducían obras incluidas en el repertorio" de la SGAE, cuando -continúa la Audiencia- "la reclamación de cantidad se fundamenta en el contrato celebrado entre las partes" y no "en la efectiva realización de actos de comunicación pública".

"El hecho de que el apelante no haga uso de la autorización que se le concede (...) o que en algún momento cese en la realización de dichos actos de comunicación por la circunstancia que sea, incluidas las vinculadas con la falta de autorización administrativa o un posible cese de actividad (de hecho, el hostelero rechazó el pago de un mes porque el bar ya estaba cerrado), no le excluye de su obligación de pago", resuelve el tribunal.

De esta forma, la Audiencia confirma la sentencia dictada por el Juzgado de lo Mercantil nº1 de Santander, por lo que el fallo ya es firme.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos