Condenado por agredir a su ex y ésta, a su vez, por pegar a la nueva novia

En la trifulca, ocurrida en un pub de La Penilla hace tres años y medio, se vieron envueltos los amiigos de la exmujer y también participó la pareja actual del ahora condenado

EFEsantander

La Audiencia de Cantabria ha condenado a nueve meses de prisión a un hombre por golpear a su expareja, quien, a su vez, deberá pagar una multa por agredir a la mujer con la que éste salía cuando los tres coincidieron en un pub de La Penilla de Cayón en diciembre de 2011, donde se desató una bronca en la que intercedieron otras personas, hubo varios heridos y daños materiales en un coche.

La Sección Tercera de la Audiencia confirma así las condenas impuestas a ambos por el Juzgado de lo Penal número 5 de Santander.

Primero discutieron las mujeres

La exnovia, I. S. M., se encontraba en el pub acompañada por dos amigos cuando su expareja, FJ. G. H., entró en el local con su nueva novia, M. V. R. (que también fue juzgada por una falta de lesiones pero absuelta en primera instancia).

Poco después del encuentro, las dos mujeres empezaron una discusión, durante la que la exnovia agredió a la otra, ocasionándole una contusión frontal que tardó cuatro días en curar.

Después ex amenaza y los amigos interceden

Durante el forcejeo, M. V. R. (la nueva novia) agarró a la expareja de su novio (I. S. M.) del pelo y también la golpeó para defenderse. Entonces, el acusado cogió un taburete e hizo ademán de golpear a I. S. M., pero sus acompañantes lo impidieron sujetándole para que lo soltara.

Él empujó a uno de ellos, que cayó al suelo, lo que le causó una contractura que le duró un mes.

Al final le pega a ella y golpea el coche

Tras enfrentarse con sus acompañantes, agarró a su exnovia por el pecho y la colocó contra la pared. Después la mujer salió del local con los dos hombres y se dirigió al coche de uno de ellos, seguida por su ex (FJ. G. H.), que golpeó el vehículo causándole daños y después la agarró a ella y le golpeó la cabeza contra el coche.

Como consecuencia, la mujer sufrió un traumatismo cráneo encefálico leve y cervilcagia que tardó en sanar 30 días no impeditivos y que le dejó como secuela dolores residuales en la región cervical.

Las condenas

El hombre fue condenado por un delito de violencia doméstica, en su modalidad de maltrato, a nueve meses de prisión y a indemnizar a la mujer con 1.750 euros por las lesiones y sus secuelas, además de prohibirle acercarse a menos de 50 metros del domicilio y su lugar de trabajo y comunicarse con ella durante dos años.

Por las lesiones a uno de los amigos de su exnovia se le impuso 30 días de multa con una cuota diaria de 10 euros, además de una indemnización de 900 euros. Y por los daños causados en el coche del otro hombre, ocho meses de multa de 10 euros diarios y una indemnización de 659 euros.

El juzgado de instancia condenó a la exnovia (I. S. M.), por una falta de lesiones, a 30 días de multa con una cuota diaria de 6 euros y a indemnizar a la otra mujer (M. V. R.) con 120 euros.

Ambos apelaron ante la Audiencia de Cantabria, que ha rechazado los recursos excepto en lo que se refiere al delito de daños, que sustituye por una falta, porque cuando se estimó su cuantía se incluyó también el retrovisor del coche, que ya estaba roto antes del enfrentamiento.

La mujer pedía en su apelación que se condenara a la entonces novia de su expareja (M. V. R.), absuelta en primera instancia, pero la sala dice que una absolución no se puede revocar cuando se funda en una prueba personal que no puede ser valorada de forma distinta en la segunda instancia, como es el caso.