Los cántabros se divorcian menos que el resto

Los cántabros se divorcian menos que el resto

Las demandas de disolución matrimonial en la región han experimentado una caída del 8% en el primer trimestre de 2015, frente a un ascenso del 2,3% en el conjunto del país

MARIÑA ÁLVAREZSantander

Las demandas de disolución matrimonial presentadas en los juzgados de Primera Instancia de Cantabria en el primer trimestre de este año ascendieron a 397, cifra que supone una disminución del 8,3% respecto al mismo periodo de 2014, cuando se registraron 433 casos, entre divorcios y separaciones.

Así se desprende del informe estadístico del Consejo General del Poder Judicial, en el que la caída experimentada en Cantabria contrasta con el ascenso del 2,3% registrado a nivel nacional. (Estos datos, no obstante, no tienen en cuenta los ascensos o descensos de enlaces matrimoniales, y si los cántabros se casan ahora más o menos que antes).

Sí consta que en Cantabria la mayoría de los que quieren romper su matrimonio eligen la opción del divorcio consensuado (229), seguido del divorcio contencioso (150). Son muy minoritarias las demandas de separación (once de mutuo acuerdo y siete no contenciosas) y no se presentó ninguna demanda de nulidad matrimonial. De hecho, apenas hay parejas en Cantabria que opten por anular sus bodas. En 2012 solo hubo un caso y en 2013 otro. Desde entonces hasta ahora, ninguno más.

Todos los tipos de disolución matrimonial disminuyeron respecto al mismo periodo de 2014. Donde más caída se registra es en las demandas de separación: cayeron un 50% las de mutuo acuerdo (11 frente a 22 en el primer trimestre de 2014) y un 22,2% las no consensuadas (7 frente a 9).

En el caso de los divorcios, las cifras del primer trimestre no se alejan de las de un año antes: apenas bajaron un 2% los divorcios contenciosos (150 frente a 153) y un 8% los de mutuo acuerdo (229 frente a 249).

Cuando hay hijos

La estadística del CGPJ también recoge datos sobre el número de procedimientos de modificación de medidas en procesos de separación o divorcio, así como aquellos relacionados con la guardia, custodia y alimentos de hijos.

Durante el primer trimestre de 2015, los Juzgados de Primera Instancia cántabros registraron un total de 95 procedimientos de modificación de medidas no consensuadas, un 9,2% más que en el mismo periodo de 2014. Sin embargo, los procedimientos de modificación de medidas consensuadas disminuyeron un 19,2% respecto al mismo periodo del año anterior, al pasar de 26 a 21.

Finalmente, en cuanto a los procedimientos relacionados con la guardia, custodia y alimentación de hijos, de enero a marzo de 2015 se iniciaron 55 consensuados, lo que representa un incremento del 22,2%; y 63 no consensuados, un 7,4% menos.

Y a nivel nacional

A nivel nacional las demandas de disoluciones matrimoniales crecieron un 2,3 % en el primer trimestre de 2015.

Canarias y Cataluña encabezan la tasa de disolución matrimonial, ya que se registra el mayor número de estas demandas por cada mil habitantes, con un 0,90 la primera y 0,83 la segunda.

Le siguen Andalucía y Asturias, con un 0,80 por cada mil habitantes; Comunidad Valenciana, con 0,79, y Baleares, 0,76.

La tasa más baja se ha dado en Castilla y León, con 0,56 por cada mil habitantes; seguido de La Rioja, con 0,59; Navarra, con 0,60; Aragón, con 0,62; Murcia, 0,66; Cantabria, 0,68; Extremadura y Galicia, con 0,70; Madrid, 0,71, y Castilla-La Mancha, 0,73.