El Gobierno buscará una solución para mantener los servicios sociales municipales

En cantabria todos los ayuntamientos menos cinco están afectados por la reforma de la ley que elimina las competencias sociales en todos los de menos de 20.000 habitantes a partir del 1 de enero

EFEsantander

El Gobierno de Cantabria buscará "una solución", junto a sus servicios jurídicos y la Federación de Municipios de Cantabria (FMC), para que los ayuntamientos puedan seguir prestando servicios sociales cuando pierdan sus competencias el próximo 31 de diciembre, con la reforma local.

Lo ha anunciado hoy la vicepresidenta y consejera de Política Social, Eva Díaz Tezanos, quien, no obstante, confía en que las próximas elecciones generales traigan un cambio de Gobierno y se pueda "echar abajo" una reforma local "nociva" para la red de servicios sociales de los ayuntamientos. También ha recordado que su partido, el PSOE, ha recurrido la reforma local ante el Tribunal Constitucional, una reforma que, según ha recordado, elimina las competencias sociales de los municipios de menos de 20.000 habitantes a partir del 1 de enero.

En Cantabria están en esa situación todos los ayuntamientos salvo cinco y el Gobierno está trabajando para encontrar una solución antes del 31 de diciembre. Según Díaz Tezanos, el Ejecutivo tiene que buscarla "a nivel jurídico" y trabajando "estrechamente" con los alcaldes de la comunidad autónoma a través de la FMC, cuando se constituya en octubre.

La vicepresidenta ha hecho estas declaraciones tras reunirse con los responsables del Colegio Oficial de Trabajo Social de Cantabria, con el que se ha comprometido también a hacer las modificaciones necesarias para que pueda incorporarse al Consejo Asesor de Servicios Sociales que el nuevo Gobierno pretende reactivar.

También les ha trasladado el compromiso del Ejecutivo de "revertir los recortes y los cambios legislativos" del Gobierno del PP en la pasada legislatura en Cantabria y revisar el Plan de Inclusión de Cantabria

La presidenta del Colegio de Trabajo Social, Carmen Escalante, ha señalado que estos profesionales han venido reivindicando desde que se anunció la reforma local que "tienen que estar en el territorio". "A nadie se le ocurre pensar que una persona de Cabezón o Los Tojos tenga que ir a Santander a hacer una consulta de un recurso o a pedir una prestación. Llevamos 30 años en los municipios y no es un territorio que se pueda quedar sin su trabajador social y sin sus educadores", ha argumentado.