La Plataforma Romanés presenta sus proyectos de integración de la comunidad gitana

La consejera de Sanidad y los representantes de la Plataforma Romanés./
La consejera de Sanidad y los representantes de la Plataforma Romanés.

La asociación, que mantiene un programa de mediación sanitaria en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, aborda con la consejera de Sanidad las necesidades del colectivo

EFEsantander

El presidente de la Plataforma de Asociaciones Gitanas de Cantabria Romanés, José Alfredo Vargas, ha presentado a la consejera de Sanidad, María Luisa Real, los proyectos que este colectivo desarrolla para la integración de la comunidad gitana.

Esta plataforma mantiene un programa de mediación sanitaria en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, con el objetivo de facilitar las relaciones y favorecer el acercamiento de los pacientes gitanos y sus familias con los profesionales sanitarios.

Durante la reunión, José Alfredo Vargas se ha referido también al Consejo Regional del Pueblo Gitano como órgano de asesoramiento y a la Estrategia Nacional 2020 como proyecto global para toda la comunidad gitana.

El presidente de la Plataforma Romanés ha destacado la buena disposición de la consejera de Sanidad para mantener e impulsar las vías de colaboración entre ambos organismos.

Orientación, apoyo y asesoramiento

En materia de salud, la Plataforma Romanés desarrolla diversas iniciativas en el ámbito de educación para la salud, prevención y promoción a través de talleres y campañas informativas

También lleva a cabo actuaciones de intervención y mediación en salud tanto en centros de salud como en hospitales, ofreciendo orientación, apoyo y asesoramiento sociosanitario.

La Plataforma Romanés trabaja desde el año 2001 en Cantabria con el objetivo de dar cobertura a las necesidades básicas de la población gitana en situación de desventaja o riesgo social, mediante acciones dirigidas a su plena integración, mediante una apuesta por la participación social como base de la integración y el acceso a una plena ciudadanía de los grupos sociales excluidos.