Los padres no autorizaron el salto

Sabían que el campamento ofrecía ese tipo de deportes extremos, pero ni dieron su permiso ni la empresa les avisó

CONSUELO DE LA PEÑAsantander

Los padres de Vera, que contrataron con la empresa Flowtrack las vacaciones de su hija, de 17 años, no autorizaron que practicara puenting. Eelc Willem Mol sabía que en el campamento ofrecían este tipo de deportes extremos, pero ni lo autorizó ni la empresa le llamó para decirle que Vera iba a hacer puenting con Aqua 21, según declaró a la Guardia Civil. El representante de la compañía en España, Martijn Pieter Klomp, aseguró que la joven contrató la actividad en el campamento sin ningún problema.

Por su parte, compañeros de la chica coincidieron en la falta de medidas de seguridad. Relataron que subieron a la plataforma sin arnés ni casco y agarrando una cuerda solo con las manos. «No recibimos ningún tipo de instrucción de seguridad antes de empezar, sólo una breve indicación antes de realizar el salto. Tampoco avisaron de lo peligroso que era. Me resultó extraña la manera de trabajar, pero pensé que estaba en manos profesionales», declaró uno de los jóvenes que saltaron.