Medio Rural repoblará los ríos cántabros con casi 240.000 ejemplares de juveniles de salmón

Pintos de salmón destinados a la repoblación./
Pintos de salmón destinados a la repoblación.

La suelta de salmones suele realizarse a principios de octubre, pero este año se ha retrasado un poco en espera de que las lluvias mejoren el caudal de los ríos

EFEsantander

La Consejería de Medio Rural prepara e impulsa estos días la suelta de juveniles de salmón en los ríos de Cantabria, una medida para repoblar con cerca de 240.000 ejemplares las zonas salmoneras.

El jefe de servicio de Conservación de la Naturaleza de la Consejería de Medio Rural, Ángel Serdio, ha explicado que la suelta de juveniles de salmón se suele realizar a principios de octubre, aunque este año se ha retrasado un poco a la espera de más lluvias para que los ríos tuvieran caudal.

Los principales ríos salmoneros son el Pas, Asón, Nansa y Deva, y también se encuentra esta especie en el Saja-Besaya y en el Miera. En concreto, se prevén 66.000 repoblaciones en el Asón, 95.000 en el Pas, más de 31.000 en el Deva, más de 23.000 en el Nansa, 9.000 en el Miera y 12.000 en el Besaya.

Serdio ha señalado que las medidas principales para mantener los niveles de población del salmón son la cría en cautividad de ejemplares adultos en el Centro Ictiológico de Arredondo y la suelta de juveniles en los ríos salmoneros.

El objetivo general de estas medidas es mantener el stock de salmones salvajes y su población y, a su vez, pese a que la situación de la especie es "delicada", permitir una pesca "pequeña" y "controlada", al ser una actividad con cierta tradición y arraigo.

Otras medidas de apoyo al salmón

Se desarrollan otras actuaciones relacionadas con la conservación del salmón, como las orientadas a eliminar obstáculos, como las presas de las centrales eléctricas, o la demolición de estructuras en desuso, por ejemplo en molinos viejos que ya no son útiles. También se hacen escalas salmoneras para que los salmones puedan trepar y moverse mejor.

Previsiblemente el Consejo Regional de Pesca que se celebrará en próximos días tratará y valorará la posibilidad de implementar un programa de control de la población de cormorán en los ríos. Serdio explica que es una especie depredadora de juveniles de trucha y salmón, y añade que este tipo de actuaciones de control sobre el cormorán no son nuevas, ya que se hicieron hace años. "Han proliferado en los ríos. La población se ha vuelto a incrementar y se va a proponer un protocolo de control al Consejo de Pesca", apunta el jefe de servicio.

Otra de las medidas para favorecer la presencia de salmones en los ríos son los TAC fijados desde 2010, cupos de captura por ríos y año. En esa línea se instalaron las cámaras en Puente Viesgo como medida de control y "disuasoria", y se está impulsando alguna actuación de vallado en la escala de ese municipio para aumentar la seguridad en el entorno del río.

La repoblación con salmón autóctono se hace desde 1996, año en que se pone en marcha el Centro de Arredondo, con un programa más moderno de repoblación. En este centro de Arredondo, entre personal de la Administración y externo, hay cinco personas trabajando que se dedican a mantener y cuidar la población de trucha y salmón. El objetivo es el control y fomentar un ecosistema favorable para la supervivencia de estas especies algo que, en palabras de Serdio, "es lo más difícil".

Serdio destaca que en los últimos veinte años se ha hecho "un esfuerzo enorme" y se ha referido al saneamiento de las cuencas, que "cada vez están más limpias".