Encuentran en una casa en obras de Aguayo dos granadas activas de la Guerra Civil

Las granadas estaban en el tejado, y fueron descubiertas durante las obras de reforma de la casa./
Las granadas estaban en el tejado, y fueron descubiertas durante las obras de reforma de la casa.

Los Tedax de la Guardia Civil han destruido en lo que va de año 22 artefactos explosivos aparecidos por toda Cantabria, cinco de ellos en el mes de diciembre

MARIÑA ÁLVAREZSantander

Los obreros que estaban llevando a cabo la rehabilitación de una vivienda de Santa María de Aguayo (San Miguel de Aguayo) se han topado con dos granadas de mano en el tejado. Se cree que podían llevar allí desde la Guerra Civil y, a pesar de las inclemencias, todavía funcionaban. Lo han comprobado los Tédax de la Guardia Civil, que han procedido a detonar estas granadas, una tipo piña y otra tipo huevo, que conservaban su carga activa como si no hubieran transcurrido casi 80 años desde la contienda.

Está siendo un año prolífico en intervención de antiguos artefactos explosivos en Cantabria, casi siempre enterrados en fincas. Los Tedax (técnicos especialistas en desactivación de explosivos) llevan 22 detonados a lo largo de 2015, doce de ellos proyectiles de artillería y una decena de granadas de mano y de mortero, todo procedente -presumiblemente- de la Guardia Civil. Pero es que solo en lo que va de diciembre los Tédax ya han procedido a la destrucción de cinco artefactos (dos proyectiles y tres granadas). Y todo lo encontrado tenía "carga activa", según la Guardia Civil.

¿Qué hay que hacer si encuentras una bomba?

El hallazgo de este tipo de artefactos debe de ser comunicado en el Cuartel de la Guardia Civil más próximo o en el teléfono 062, sin moverlos, trasladarlos o manipularlos, para que por los Tedax se trasladen al lugar y se hagan cargo del mismo para su posterior destrucción. En algunas ocasiones estos artefactos han sido golpeados y manipulados por manos inexpertas, entrañando estas actitudes un gravísimo peligro para la integridad de las personas.

La Guardia Civil señala que como máxima de seguridad ante el hallazgo de un artefacto explosivo de estas características se tiene que cumplir lo siguiente: "No tocar, no mover, señalizar (si se puede) y avisar".

En tanto llegan las fuerzas de seguridad no se debe acercar, tocar o manipular el artefacto por ninguna persona. Una vez que la Guardia Civil se haga cargo del artefacto, si las condiciones lo permiten podrán destruirlo in-situ, o por el contrario, de no ser el lugar idóneo por las condiciones de seguridad, será trasladado a otro lugar donde realizarán su destrucción.

En diciembre, el día 5 se localizó en una huerta de San Martín de Elines una bomba de calibre 75 mm. Después, el día 11 se produjo el hallazgo de las granadas de Aguayo. Al día siguiente, efectivos de la Guardia Civil de San Vicente de la Barquera localizaron en el puerto de la localidad un proyectil de calibre 65 mm. Y, por último, en Monegro (Campoo de Yuso), en un arroyo cercano a una finca, se localizó otra granada el día 13 de este mes.

Como todos los artefactos encontrados tenían carga activa, los Tédax hubieron de intervenir con las oportunas medidas de seguridad para hacerse cargo de ellos y explosionarlos de manera controlada.