El lábaro ondea con polémica

Francisco Ortiz, alcalde de El Astillero, coloca el lábaro./
Francisco Ortiz, alcalde de El Astillero, coloca el lábaro.

El PP de El Astillero pide que se «elimine» la bandera hasta que haya una decisión plenaria al respecto, pero el alcalde recuerda que «cumple» un mandato del Parlamento

MARIO CERROSantander

Si algo quedó claro el lunes en el Parlamento fue que el lábaro no cuenta con la simpatía de todos los grupos políticos. De hecho, la proposición no de ley del PRC respaldada por el PSOE y Podemos para que la bandera magenta y oro sea reconocida como un «símbolo» de Cantabria, fue rechazada por el PP y Ciudadanos al entender que no responde a una demanda social. El portavoz de los populares, Eduardo Van den Eynde, vaticinó ese día que el asunto iba a generar «división» y un «problema político» cuando hasta el momento era un símbolo que se venía utilizando con «absoluta normalidad». Y no se equivocó. La primera refriega se ha producido en el Ayuntamiento de El Astillero, uno de los primeros municipios que hizo ondear la bandera.

El PP ha lamentado la «rancia actitud prepotente» del alcalde, Francisco Ortiz (PRC), por colgar el lábaro en el balcón del Consistorio «sin contar» con sus socios de gobierno (PSOE), ni con la aprobación del resto de grupos políticos del pleno, «y días antes de que el Parlamento debatiera sobre este asunto». Los populares muestran su «decepción» y «malestar» ante lo que consideran un «espectáculo» protagonizado por Ortiz: «No sólo se ha limitado a eso, sino que, además, lo ha hecho sin contar para ello con el conocimiento y aprobación de los restantes grupos políticos representados en el pleno municipal».

ver más

En su opinión, el regidor ha tomado la decisión «solo», sin contar con sus socios de gobierno, lo que evidencia, a su juicio, el «notable» distanciamiento entre PRC y PSOE, «que tienen a gala asistir sólo a los actos de las concejalías que dirigen». Por todo ello, han propuesto que se «elimine» la bandera hasta que sea el pleno el que decida por mayoría si se coloca y en qué lugar debe ubicarse.

En declaraciones a este periódico, el alcalde de El Astillero y diputado del PRC, Francisco Ortiz, rechazó las críticas y recordó que el Ayuntamiento «cumple» el mandato del Parlamento «y lo seguirá haciéndolo». En este sentido, recordó la proposición no de ley aprobada que, en su punto segundo, «insta a las instituciones y a la sociedad civil de Cantabria a que promuevan y participen de forma activa en su conocimiento y difusión como expresión iconográfica de la identidad del pueblo cántabro». El regidor negó que el asunto lábaro haya generado problemas con el PSOE en su municipio. «Lo que demuestra el PP es un desconocimiento total de la realidad política de El Astillero», criticó Ortiz al respecto.

Noja

El Astillero, Arredondo, Comillas, Cabezón de la Sal, Penagos... La nómina de municipios que ya tienen el lábaro en sus ayuntamientos va en aumento. El último en sumarse ha sido Noja, cuyo equipo de gobierno (PRC-PSOE)asegura que ha colocado esa bandera en el balcón del Ayuntamiento «por los valores que representa» y para respaldar la decisión del Parlamento regional que lo reconoció «como símbolo representativo e identitario del pueblo cántabro y los valores que representa».

 

Fotos

Vídeos