Consumidores solicita que Cantabria no autorice gasolineras sin personal

La UCC presenta alegaciones al decreto que regula la protección de los derechos de los usuarios en los servicios de combustibles, carburantes y calefacción de venta al público "para garantizar la seguridad"

E. PRESSSANTANDER

La Unión de Consumidores ha solicitado que Cantabria no autorice las gasolineras sin personal, denominadas oficialmente 'instalaciones desatendidas', para "garantizar el principio irrenunciable de seguridad".

La petición es una de las alegaciones fundamentales que la UCC ha presentado al borrador que modificará el decreto que regula la protección de los derechos de consumidores y usuarios en el servicio de combustible y carburantes de automoción y calefacción en establecimientos de venta al público.

La Unión de Consumidores plantea que Cantabria no autorice las estaciones de venta de combustible sin personal para evitar que los conductores corran riesgos manipulando los surtidores. "Su autorización podría suponer una atribución de riesgo en la responsabilidad por daños de estas instalaciones", precisa en el escrito registrado el 16 de marzo en la Dirección general de Industria del Gobierno de Cantabria.

La asociación considera que la regulación de la venta de combustible hay que afrontarla desde el principio de protección de los derechos de los consumidores y usuarios. "Máxime cuando es preciso evitar que el desafortunado término 'instalaciones desatendidas' no se traduzca en una correlativa desatención o en una ausencia de derechos y seguridad para los usuarios", aduce.

Unión de Consumidores estima que el decreto debe garantizar el derecho a la información y a la seguridad, con personal formado en riesgos y atención al cliente. Así mismo se debe garantizar que existan guantes, papel, hojas de reclamaciones y medidas homologadas a disposición del cliente.