Las urgencias infantiles de la Residencia se atenderán desde el viernes en Valdecilla

Los pacientes serán recogidos en la Residencia y trasladados hasta la entrada de las Tres Torres o de Urgencias de Valdecilla./
Los pacientes serán recogidos en la Residencia y trasladados hasta la entrada de las Tres Torres o de Urgencias de Valdecilla.

El traslado de Pediatría, Obstetricia y Ginecología  moverá a cerca de un centenar de pacientes. El desalojo definitivo de 'la Cantabria' se ejecutará durante el fin de semana

ANA ROSA GARCÍASantander

En menos de 72 horas la Residencia Cantabria comenzará su desalojo definitivo. En las últimas semanas se han multiplicado las reuniones para organizar la parte del traslado al nuevo Valdecilla más delicado, el del área materno-infantil. La operación se desarrollará de viernes a domingo, de forma escalonada, y moverá a cerca de un centenar de pacientes, entre niños, madres con sus recién nacidos, bebés prematuros de la Unidad de Neonatología y mujeres ingresadas por patologías ginecológicas.

CRONOGRAMA

Viernes 13 de mayo. Se trasladarán los niños hospitalizados en Pediatría, así como las Urgencias.

Sábado 14. Se moverá el servicio de Obstetricia, que incluye la maternidad y los paritorios, así como la Unidad de Neonatología.

Domingo 15. Le tocará el turno a las pacientes ingresadas con patología ginecológica, así como los quirófanos y las urgencias.

Del 18 al 20 de mayo. Estos días se reubicarán las consultas externas de Pediatría, Obstetricia y Ginecología de la Residencia en la primera planta de las torres.

El servicio de Pediatría será el primero en abandonar el edificio que ha sido su casa durante casi medio siglo. A partir de las ocho de la mañana empezará el trasiego de ambulancias en dirección al nuevo complejo hospitalario. Seguirá el mismo itinerario que las mudanza previas: los pacientes serán recogidos a la puerta de Urgencias y llevados hasta el hall de las Tres Torres, al pie del edificio 2 de Noviembre. En este primer operativo se moverá la hospitalización infantil (con una media de 24 camas), los quirófanos y las urgencias pediátricas. Así que a partir del mismo viernes entrará en funcionamiento el nuevo área de urgencias pediátricas, habilitado junto al servicio de adultos en la planta -1 del pabellón 13 de Valdecilla. Eso implica que las familias que tengan que llevar a sus hijos al hospital por cualquier emergencia deberán dirigirse al nuevo servicio, con entrada independiente a escasos metros de la urgencia general. Puesto que el vial es estrecho y no contaba con zona de estacionamiento, en los últimos días se ha rebajado la acera para facilitar que los padres puedan aparcar a la puerta se estima que el espacio ganado tendrá capacidad para cuatro o cinco vehículos. Consciente de este hándicap, la Gerencia estudia posibles soluciones. Una de ellas pasaría por destinar el parking más próximo a usuarios de urgencias, aunque por el momento no hay ninguna decisión tomada.

Para facilitar el tránsito de las urgencias de la Residencia a Valdecilla, el viernes se doblarán los equipos médicos, de tal forma que ambos servicios funcionen de forma simultánea. La mudanza conlleva un importante despliegue de profesionales, tanto sanitarios como no sanitarios. «Todos los menores hospitalizados serán instalados en habitaciones individuales en la tercera planta de la Torre D (anexa a la Escuela de Enfermería), con la posibilidad de ampliar las camas en la tercera de la torre central en caso de necesidad», señala el jefe de Pediatría, Lino Álvarez.

Partos

El sábado le tocará el turno al bloque obstétrico, que incluye el área de partos y postparto y la Unidad de Neonatología. Al igual que con Pediatría, esta jornada se duplicará la asistencia en los dos centros, de tal forma que «se mantendrán en funcionamiento los paritorios de uno y otro como medida de seguridad y mayor tranquilidad hasta el domingo», explica Juan Manuel Odriozola, jefe de Obstetricia. «Aunque el servicio dispone de unas 60 camas, entre Obstetricia y Ginecología, el volumen de pacientes que se trasladará será mucho menor (menos de la mitad), ya que intentaremos en la medida de lo posible agilizar altas el viernes y el sábado por la mañana», añade.

El grueso del traslado se desarrollará en ambulancias convencionales, pero de los pacientes de Neonatología actualmente quince se encargará el servicio de emergencias 061, que dispone de UVI móvil adaptada para incubadoras. «En este caso, los bebés irán acompañados en todo momento por un neonatólogo y una enfermera», garantiza Álvarez. Otro equipo especializado del 061 se encargará de reubicar a los pacientes de Cuidados Intensivos. La Gerencia ya está en contacto con el Ayuntamiento de Santander para solicitar la colaboración de la policía municipal en el operativo y reducir al máximo el tráfico (una posibilidad es habilitar la bajada de la Residencia hasta la rotonda de Valdecilla como sentido único). El desalojo se rematará el viernes con el área de Ginecología, tanto la hospitalización, como los quirófanos y las urgencias. Una vez instalado todo el bloque materno-infantil, solo quedará pendiente de reubicar las consultas externas, un movimiento que está previsto entre los días 18 y 20. El número de profesionales que cambiará de lugar de trabajo este fin de semana suma más de 400.

El primer bebé de las Tres Torres

El primer nacimiento en el nuevoValdecilla se espera para el próximo sábado. Ese día comenzará la actividad asistencial en la primera planta de las Tres Torres, donde se ubican los paritorios ahora denominados UTPR (unidades de atención integral al parto) y los quirófanos, además de la Unidad de Neonatología y el área de consultas externas (éstas seguirán vacías hasta finales de la semana que viene). El responsable de Obstetricia, Juan Manuel Odriozola, deja claro que «no se trasladarán las mujeres que ya se encuentren ingresadas con trabajo de parto. Ellas serán las últimas que den a luz en la Residencia Cantabria. De ahí que esté previsto que funcionen en paralelo los paritorios de ambos centros. Tendremos el personal por duplicado (un mínimo de 20 médicos y 20 enfermeras de guardia). Una vez terminemos con los partos en la Residencia, mantendremos una ventana de seguridad de 18 horas antes del cierre».

Las embarazadas a las que se les presente el parto a partir del sábado deberán acudir ya al Servicio de Urgencias de Valdecilla. Desde ahí está previsto un sistema de emergencia que les llevará hasta el nuevo área de partos la distancia está calculada entre 12 y 14 minutos. Una vez el servicio esté instalado en su totalidad, los partos programados ingresarán directamente por el acceso principal de las Tres Torres.

La hospitalización obstétrica incluye el preparto, «que ha de trasladarse cuanto antes», apunta Odriozola, y el postparto, que «se moverá a partir de las 9.30 horas del sábado de forma progresiva». La planta de maternidad se instalará en la cuarta planta de la torre D, mientras que la hospitalización ginecológica se ubicará en la cuarta de la torre C.