La huelga forestal continúa al fracasar las negociaciones

Los trabajadores forestales se manifestaron hace unos días frente al Parlamento./
Los trabajadores forestales se manifestaron hace unos días frente al Parlamento.

El Gobierno plantea un nuevo incremento de la plantilla hasta 2019, pero «discrimina a agentes y cuadrillas en la bajada del precio de las guardias mientras que mantiene las de los ingenieros»

ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

No hubo acuerdo en la Mesa Sectorial de Función Pública para dotar las plazas pendientes de cubrir en la plantilla de lucha contra incendios y establecer un calendario de pago de los dos millones de euros de atrasos a los trabajadores forestales por las guardias realizadas desde 2011. Los representantes de los trabajadores y el Gobierno de Cantabria no consiguieron firmar ayer la pipa de la paz y llegar a un consenso que, a su vez, permita desbloquear la huelga indefinida convocada desde hace tres semanas.

El Ejecutivo regional llegó a la mesa de negociación con Comisiones Obreras, Trabajadores Unidos, UGT, CISF y SIEP con una nueva propuesta que plantea un incremento de 11 agentes forestales más que se suman a los 32 ofertados inicialmente. En total, el Ejecutivo se comprometió a aumentar su nómina en 95 personas hasta 2019, siempre que el Estado no marque ninguna nueva restricción.

Esta alternativa no convenció ni de lejos a los representantes de los trabajadores, ya que «la propuesta que realiza ahora la Administración, en la parte económica, pasa por bajar el precio de la guarida a los agentes y técnicos auxiliares del medio natural, mientras que no habla para nada de los técnicos-ingenieros que son la élite en el servicio», explicaron desde los sindicatos. Así reconocieron que «es una discriminación», que «es complicado que haya un acuerdo si se cierran en banda a incluir a estos últimos» e insistieron en que «la pelota ahora solo está en el tejado del Gobierno». Sin embargo, todos los sindicatos «están abiertos» a negociar las guardias siempre que se trate por igual a «los tres colectivos» implicados que recoge el Operativo de incendios con un calendario de pagos «flexibles y no discriminatorios».

El Ejecutivo puso fecha de caducidad a su propuesta: el 16 de agosto. Para entonces, según explicaron a los sindicatos, la Consejería de Medio Rural tiene que fijar sus necesidades presupuestarias de cara a elaborar las cuentas del año que viene. Previamente, el 22 de julio, deberán responder si finalmente aceptan estas condiciones que, a falta de leer la letra pequeña, cuenta con la oposición de los trabajadores.

La condición para desconvocar la huelga, cuyos servicios mínimos han sido fijados del 100% para el nivel 2, y comenzar a negociar es la puesta al día de las nóminas de los integrantes de las cuadrillas. Esto supondría el cobro a cuenta de 200 euros mensuales por las guardias que prestan.