Oleada de robos de guacamayos en Puente San Miguel, Torrelavega y Cabezón de la Sal

Los ladrones entran en las casas y se llevan las aves, que en el mercado negro alcanzan un precio de unos 1.000 euros cada ejemplar

JOSÉ IGNACIO ARMINIOSantander

Un grupo de propietarios de guacamayos ha denunciado el robo de sus aves en los últimos meses. Concretamente, los últimos afectados son vecinos de Torrelavega, Puente San Miguel y Cabezón de la Sal. Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil investigan lo sucedido y, al parecer, cuentan con grabaciones de vídeo de alguno de los robos, cuyo objetivo final podría ser la venta de los pájaros en el mercado negro.

El último afectado es Óscar Ricciardiello Ríos, vecino de Torrelavega. Dos individuos entraron de madrugada en su vivienda hace una semana y se llevaron una de las dos parejas de guacamayos que poseía, valorada en unos 3.000 euros. "Tengo dos jaulas en el exterior explica y en una lograron abrir los candados. Se nota que lo habían hecho más veces, porque a estos pájaros hay que saber manejarlos. Te pueden hacer herida con un picotazo".

Óscar tiene claro también que el destino de estos guacamayos es el mercado negro y calcula que podrían venderse en unos 1.000 euros. Los afectados, amantes de los loros de gran porte, están unidos a través de un grupo de Whatsapp y la última denuncia la han formulado ante el servicio de protección de la naturaleza de la Guardia Civil (Seprona). También han pegado carteles y divulgado la noticia a través de las redes sociales, todo con el objetivo de rescatar a sus aves.

"En la zona hubo otro robo hace tiempo y se consiguió recuperar un yaco y un guacamayo, pero se sospecha que los autores fueron otros", afirma Óscar Ricciardiello, que ha habilitado un teléfono móvil (693 539 138) y un correo electrónico (ayudaguacamayos@gmail.com) destinados a los que puedan colaborar en la búsqueda. "Se gratificará", concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos