Fallece un montañero al despeñarse por una pared vertical del Castro Valnera

Los agentes del GREIM de la Guardia Civil intentan acceder el lugar donde encontraron del cadáver del montañero./
Los agentes del GREIM de la Guardia Civil intentan acceder el lugar donde encontraron del cadáver del montañero.

La víctima, de 56 años, era natural de Galicia y acababa de hacer cumbre cuando se resbaló por una pendiente

G. S.Santander

Un hombre de 56 años, natural de Santiago de Compostela (Galicia), ha muerto este jueves tras despeñarse por una ladera rocosa del Castro Valnera, una montaña situada en el sector más oriental de la cordillera Cantábrica, conocido como la Montaña Pasiega o los Montes de Pas. Su lado sur pertenece a la comarca de Las Merindades, en la provincia de Burgos, donde se produjo el accidente pasadas las dos de la tarde. La víctima transitaba por la zona junto a un grupo de montañeros cuando, después de hacer cumbre (1.718 metros), se precipitó por un desnivel y cayó en una pared vertical de la vertiente cántabra, según informaron los servicios de emergencia de Castilla y León.

Sus acompañantes perdieron el contacto visual con la víctima y, ante la imposibilidad de descender hasta el lugar y al no recibir respuesta, se pusieron en contacto por teléfono con el 112. Para efectuar el rescate se movilizó a la Guardia Civil (COS) de Burgos y al centro coordinador de emergencias de la Agencia de Protección Civil, desde el que se envió hacia el lugar el helicóptero de salvamento con un equipo de intervención a bordo. También se solicitó la ayuda del Greim de Potes.

Ya en el pico, el helicóptero localizó en una pared del lado cántabro del pico el cuerpo sin vida del montañero. El rescate, con la ayuda de una grúa, fue laborioso y se prolongó durante varias horas, debido a lo accidentado del terreno en el que se encontraba la víctima. El helicóptero del Greim lo trasladó, sobre las ocho de la tarde, a Santander.

El Castro Valnera es una una ascensión clásica del montañismo de la región y accesible por varios itinerarios, algunos de ellos con una inclinación importante. Su acceso por el lado burgalés se realiza desde los llamados valles pasiegos, cerca de las pistas de Lunada. Su vertiente norteña sobre Cantabria es abrupta ya que salva un desnivel de 900 metros.

Se trata del primer montañero fallecido este año en territorio cántabro. El último rescate notificado en esa zona data de julio del año pasado, cuando un vecino de Santander, de 46 años, quedó inmovilizado al fracturarse un pie cuando hacía la ruta Ruyemas, al pie de Castro Valnera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos