La ministra espera encontrar una alternativa antes de derribar Vuelta Ostrera

Vuelta Ostrera./
Vuelta Ostrera.

La intención de García Tejerina es actuar con "la máxima diligencia" con la petición del Tribunal Supremo, pero confía que mientras tanto siga funcionando la estación depuradora actual

DM .Santander

La ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha expresado su compromiso de actuar con la "máxima celeridad" para llegar a una solución para Vuelta Ostrera sin paralizar el funcionamiento de esta estación depuradora. Así lo ha dicho en el Congreso, a preguntas de los periodistas sobre la providencia del Tribunal Supremo que la designa como responsable de la demolición.

García Tejerina ha subrayado que el Ministerio mantendrá una "absoluta colaboración" con el Supremo y actuará con la "máxima celeridad", respetando todos los plazos, consultas públicas y tramitaciones "que requiere una situación como la actual".

Según ha explicado, de forma "inminente" se va a firmar el contrato del estudio de alternativas a la ubicación actual de la estación, que incluye seis emplazamientos, y una vez que se cuente con el proyecto, habrá que someterlo a una evaluación de impacto ambiental "para hacer debidamente el procedimiento y con todas las garantías". Ha insistido en que la tramitación no es sencilla pero se hará "con la máxima diligencia", abreviando "al máximo" los plazos y "evitando que se dilaten más de lo debido los pasos, como dice el Supremo".

"El Tribunal Supremo pide que quitemos cualquier obstáculo que pueda ralentizar este proceso y desde luego cuenta con la absoluta colaboración del Ministerio", ha señalado la ministra, quien ha destacado que se está buscando una solución para Vuelta Ostrera desde que el PP llegó al Gobierno porque "hasta entonces no se dio ninguna respuesta a una sentencia que es de 2005".

La ministra espera que, mientras se llega a una solución, la estación depuradora actual pueda seguir en funcionamiento porque "presta servicio a muchos ciudadanos cuyo abastecimiento de agua en buenas condiciones depende de ella", además de la preservación del medioambiente.

El Ministerio, ha apuntado, va a seguir informando semanalmente al Tribunal Supremo de los pasos que vaya dando como, según ha subrayado, ya viene haciendo. Ha recordado que, tras la sentencia que ordenó demoler la depuradora, Medio Ambiente trató de dar una solución a través de la Ley de Costas, que fue anulada por el Tribunal Constitucional (TC).

Previamente a la sentencia del TC, ha añadido, se inició un procedimiento "con toda la evaluación ambiental" del que se informa mensualmente al Supremo para "dar todas las garantías ambientales y no incurrir en los errores del pasado".