La instalación de la pasarela de Nueva Montaña obligará a desviar el tráfico en la autovía A-67

Obras de construcción de la pasarela, hace un mes./
Obras de construcción de la pasarela, hace un mes.

La colocación de la infraestructura se efectuará entre las once de la noche de hoy y las siete de la mañana de mañana, viernes

DM .Santander

La instalación de uno de los tramos de la pasarela ciclista y peatonal que unirá los barrios de Nueva Montaña y Raos sobre la autovía A-67 obligará a desviar esta noche el tráfico rodado en ambos sentidos de la circulación y a buscar alternativas a los conductores que se vean afectados.

Según explicó ayer en un comunicado el Ministerio de Fomento, el izado y la colocación de la estructura metálica en el tramo que vuela por encima de la carretera se efectuará entre las once de la noche de hoy, jueves, y las siete de la mañana de mañana, viernes.

Esta compleja maniobra, que consumirá pues cerca de ocho horas, obligará a desviar el tráfico rodado en ambos sentidos entre los enlaces del Primero de Mayo y la Ciudad del Transporte.

«Los desvíos e itinerarios alternativos recomendados estarán debidamente señalizados para minimizar las afecciones al tráfico», aseguró ayer Fomento, que en su aviso concretó que los vehículos que circulen por la A-67 en sentido Santander podrán desviarse bien a través del enlace del Primero de Mayo, bien por el puente de conexión de la A-67 con la autovía S-10, hacia el aeropuerto y Bilbao.

Aquellos que pretendan acceder a la A-67 en sentido Torrelavega desde la S-10 (Santander-Solares) podrán hacerlo a través de los viales colindantes con el centro comercial El Corte Inglés.

La pasarela ahora en construcción, recordaba ayer el Ministerio, restablecerá la comunicación peatonal que había quedado cortada con motivo de la construcción del tramo final de la autovía A-67 en su conexión con la S-10 y dará a su vez continuidad al itinerario ciclista que se extiende a lo largo de la bahía de Santander.