El Parlamento reclama 44 millones de Valdecilla y un 'trato justo'

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en una vista exterior./
El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en una vista exterior.

El Partido Popular ha sido el único en abstenerse en una iniciativa que reclama una partida para el hospital en los presupuestos de 2018

DM .Santander

El pleno del Parlamento ha aprobado con la abstención del PP una iniciativa que reclama que el Estado pague este año los 44 millones de la financiación de Valdecilla, pide que en los Presupuestos Generales para 2018 se consigne una partida para este hospital y que se garantice "un trato justo" a la región.

La proposición no de ley, impulsada por el PRC y el PSOE, ha logrado el apoyo de Podemos y Ciudadanos y la abstención del PP, que había planteado una enmienda que no ha salido adelante y que pedía que se eliminara del texto la petición de que el Gobierno de la nación respete los compromisos firmados con Cantabria y abone las cantidades para la puesta en marcha de la Lomce y del sistema de dependencia y para Campus Comillas.

Los populares también planteaban que se suprimiera la exigencia de un "trato equitativo, justo y solidario" para Cantabria y la alusión a la partida para Valdecilla en los presupuestos del Estado para 2018.

Todos los grupos, el PRC, el PSOE, Podemos y Ciudadanos, han reprochado al PP que haya "mentido" sobre la financiación de Valdecilla y han dicho a este partido que ha perdido "toda la credibilidad".

Además, han coincidido en que el Gobierno de la nación incumple sus compromisos con Cantabria y en que la presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, hizo "una puesta en escena" cuando anunció que el grupo del PP presentaría una enmienda para que los presupuestos del Estado para 2017 incluyeran financiación para Valdecilla.

Por parte del PP fue el diputado Íñigo Fernández el que salió a la tribuna a defender la postura de su grupo, para volver a ofrecer el apoyo al Gobierno cántabro para reivindicar los 44 millones de euros para Valdecilla comprometidos en los presupuestos estatales de 2016 y 2017.

Pero ha lamentado que el presidente regional, Miguel Ángel Revilla (PRC), estuviera "callado" en la etapa de gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero pese a que "no llegó ni un solo euro para Valdecilla", y le ha acusado de "vender" la región por el "sillón".

"Traición"

Previamente, el portavoz regionalista, Pedro Hernando, había considerado "traidores" a la presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, al delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, y a los diputados nacionales Ana Madrazo y Diego Movellán. "Han vendido Valdecilla por sus puestos. El PP de Cantabria no pinta nada con Rajoy", ha asegurado.

Hernando ha culpado al PP de que no llegue la financiación para el hospital y ha instado a sus representantes a que reivindiquen para Cantabria "con la cara alta".

El portavoz regionalista ha recordado las resoluciones del Parlamento cántabro que piden financiación para Valdecilla y las declaraciones de los líderes populares en la región sobre este tema, Ignacio Diego y María José Sáenz de Buruaga.

Pese a todo, ha insistido en que en el proyecto del presupuesto del Estado para 2016 no se incluyó partida Valdecilla, lo que se subsanó vía enmienda aunque ese dinero no ha llegado a Cantabria "por un cambio de criterio injustificable del Ministerio de Cristóbal Montoro".

Y en las cuentas para 2017 "textualmente se elimina la partida de 22 millones de euros para Valdecilla", ha abundado este portavoz, que cree que el "descaro" del PP "llega a niveles increíbles".

Gran parte de las ideas de Hernando las ha compartido la portavoz socialista, Silvia Abascal, que ha considerado que los presupuestos estatales para 2017 han sido "otra burla" hacia los cántabros por parte del Gobierno de Mariano Rajoy.

Compromisos incumplidos

"El PP ha vuelto a engañar a Cantabria, se ha reído de todos los cántabros", se ha quejado, antes de agregar que los populares no han tenido nunca la voluntad política de cumplir los compromisos con la comunidad autónoma.

Además, ha considerado que el Gobierno de Rajoy y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quieren "asfixiar" económicamente a Cantabria.

Sin embargo, el PP ha apostado por "negociar" con el Estado en lugar de enarbolar "banderas electorales". "¿Quién vendió a Cantabria por un sillón, cuando no llegaba ni un euro para Valdecilla?", ha preguntado el diputado del PP Íñigo Fernández, en alusión al periodo en que José Luis Rodríguez Zapatero presidía el Gobierno de la nación y Revilla era presidente de Cantabria en una coalición con el PSOE.

Este parlamentario ha criticado que Revilla "chilla cuando le conviene" y ha abogado por "concretar bien" las reivindicaciones de Cantabria al Estado.

Ciudadanos y Podemos han coincidido en criticar el "ninguneo" a Cantabria. La portavoz de la formación morada, Verónica Ordóñez, ha pedido además a Revilla que no olvide los compromisos que adquirió cuando fue investido presidente de incrementar las partidas de Renta Social Básica y dependencia.