Más de 40.000 cántabros responden a la encuesta de Educación sobre el calendario escolar

Más de 40.000 cántabros responden a la encuesta de Educación sobre el calendario escolar
Javier Cotera

Mañanes asegura que tendrán listo el nuevo calendario para el próximo curso a finales de abril

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

El debate y la diversidad de opiniones que ha generado el calendario escolar instaurado en Cantabria desde el curso pasado -con vacaciones cada bimestre- tiene un nuevo reflejo en el índice de participación en la encuesta que ha abierto la Consejería de Educación. Más de 40.000 docentes, alumnos y familias de Cantabria han respondido a las preguntas habilitadas a través de la plataforma Yedra de entre los 45.000 alumnos, 125.000 padres, 9.000 profesores y 300 directores que estaban llamados a expresar su opinión.

El consejero, Francisco Fernández Mañanes, ha dado a conocer el dato y ha señalado que espera cerrar el calendario definitivo «a finales de abril», aunque no ha avanzado ningún detalle sobre el sentido de las respuesta de la comunidad educativa, informa EFE.

La encuesta, que terminó el pasado 9 de marzo, se completará en los próximos días con los datos de los conservatorios y escuelas de idiomas de la región, que todavía no están disponibles porque utilizan una plataforma propia, pero el consejero ya ha insistido en que la participación ha sido «muy elevada y equilibrada» entre los integrantes de la comunidad educativa.

Tras la inauguración de una jornada sobre orientación profesional, el titular de Educación ha avanzado a los periodistas que a lo largo de abril se procesarán y conocerán las cifras de ese sondeo, y que el calendario definitivo se anunciará «a finales de ese mes o principios de mayo».

Aunque los resultados de la encuesta no son vinculantes, Fernández Mañanes ha subrayado que su departamento analizará todos los datos y opiniones para tomar una decisión, como el criterio del Consejo Escolar, el rendimiento del alumnado y la conflictividad en los centros.

En este sentido, ha recordado que el Consejo Escolar dispone de una comisión dedicada exclusivamente a estudiar los efectos de la aplicación del calendario, a la que se le proporcionarán estos datos para que complete su evaluación. Sin embargo, ha insistido en la dificultad de establecer relaciones de causa-efecto entre los resultados académicos y el calendario por su corto periodo de aplicación, que aún no llega a los dos años.

«A partir de ahí tomaremos una decisión tratando de que beneficie al proceso de enseñanza y aprendizaje, o lo que es lo mismo, poniendo siempre en el centro al alumnado», ha apostillado Francisco Fernández Mañanes.

Las preguntas

Los padres han sido cuestionados si los nuevos periodos de descanso contribuyen a reducir el cansancio de sus hijos; si durante los mismos realizan tareas o trabajos pendientes; o si tras las vacaciones les cuesta recuperar el ritmo o su atención y comportamiento mejoran. El cuestionario no elude una de las principales críticas realizadas por los padres y plantea si los periodos de descanso contribuyen a la mejora de la conciliación laboral y familiar. Además se les ha preguntado directamente si, desde el punto de vista del rendimiento, prefieren el nuevo o el el antiguo.

En la encuesta para el profesorado se abordaban planteamientos similares a los dirigidos a los padres. Así, se cuestionaba si los periodos de descanso ayudan a disminuir el cansancio de los alumnos; de qué manera afectan los mismos a los ritmos de trabajo y a la convivencia escolar; y sobre la carga de tareas en casa. También se planteaba a los docentes si prefieren este modelo o el anterior o si consideran adecuado el de ahora para la etapa en la que imparten enseñanza.

El STEC denuncia el retraso en planificación de aulas y defiende el descenso de ratios

El sindicato educativo STEC ha lamentado este miércoles el «retraso» en el inicio de la negociación del «arreglo escolar», la planificación del número de aulas en Infantil y Primaria, y ha anunciado que defenderá un descenso de las ratios máximas, de 25 alumnos. «Queremos abordar una progresiva reducción de este límite máximo empezando por la etapa de Educación Infantil», señala en una nota de prensa el colectivo.

Este sindicato explica que el descenso demográfico ha supuesto una bajada significativa del alumnado de Educación Infantil -que cifra en un 14 % en los últimos cuatro años en el conjunto del sistema- y afirma que esto «permite abordar una reducción de ratios».

STEC ha recordado que, cuando pidió abrir una negociación salarial para los docentes, el consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, «dijo que era mucho más importante tratar asuntos que tenían incidencia directa en la calidad, como la reducción de las ratios».

«Pues bien, ha llegado el momento de hablar de ello. Ha llegado el momento de ver el valor de la palabra del consejero: veremos si sus declaraciones fueron simplemente un salir del paso para justificar el no querer negociar salarios, o si realmente hay un proyecto y una voluntad política de mejorar el sistema público con una reducción significativa de las ratios», ha dicho la organización sindical.

El sindicato indica que este jueves se inician las negociaciones para el «arreglo escolar» en el curso 2018-2019 y ha insistido en el «retraso» con que se aborda este «importantísimo asunto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos