44.600 petardos peligrosos

44.600 petardos peligrosos
Guardia Civil

La Guardia Civil denuncia a doce locales en Cantabria, uno de los cuales acumula amonestaciones en las cuatro últimas Navidades

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

44.600 bombetas, truenos de impacto, cohetes, petardos han sido requisados esta Navidad por parte de la Guardia Civil en Cantabria por venderse en lugares que carecían de autorización o por incumplir las normas de seguridad o almacenamiento. Parece que no son suficientes las advertencias de todos los años en las que se recuerdan las normas para la venta de este tipo de material, solo en los locales con el distintivo de 'Pirotecnia segura'. Quince había autorizados en la región este año.

La Guardia Civil señala en un comunicado que sus especialistas en inspecciones de armas y explosivos han realizado entre el 20 de diciembre de 2018 y el 6 de enero un total de 30 actuaciones sobre establecimientos cántabros en los que se sospechaba de posibles irregularidades en las ventas, almacenamiento, autorizaciones o medidas de seguridad.

A raíz de esta investigación, se han denunciado a los titulares de 12 locales, la mayoría tipo bazar, por el incumplimiento de las medidas de seguridad. Estos locales se ubican en Santander, Torrelavega, El Astillero, Camargo, Medio Cudeyo, Puente Viesgo, Reocín, Santillana del Mar y Sarón. Uno de ellos, el de Astillero, acumula denuncias en las cuatro últimas campañas de Navidad. Las denuncias que se formulan son consideradas como graves en el vigente Reglamento de Artificios Pirotécnicos y Cartuchería, con sanciones que pueden alcanzar hasta los 30.000 euros.

La Guardia Civil pretende garantizar con esta campaña la seguridad e integridad de las personas, así como su venta y uso por las personas que reglamentariamente lo pueden realizar. De los artificios intervenidos el 84 % eran para ser utilizados por mayores de 12 años, el 15 % por mayores de 16 años y cerca del 1 % para uso por parte de mayores de 18 años.

 

Fotos

Vídeos