El alunicero de Torrelavega actúa con un compinche menor de edad en otro asalto en Santander

Así quedó el portal de la empresa de paquetería./CNP
Así quedó el portal de la empresa de paquetería. / CNP

I.G.M. ya había sido arrestado por otros diez alunizajes a finales de julio y, en esta ocasión, conducía el coche y su compinche fue el que se metió en la nave para robar

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

La Policía Nacional ha vuelto a detener a I.G.M., un delincuente habitual de 39 años de edad y vecino de Torrelavega, por un alunizaje. El mismo hombre que ya había sido arrestado a finales de julio por una decena de robos con fuerza realizados estrellando un coche contra las puertas de los establecimientos, fue detenido este mes de septiembre por otro caso más cometido el 16 de julio. Si en los diez casos anteriores los investigadores consideran que actuó en solitario, en este último que se suma a la lista de asaltos I.G.M. iba acompañado de un menor de edad, que también fue detenido.

En una nota de prensa, la Policía indica que el alunizaje fue perpetrado por ambos en una nave de un polígono de Santander donde se ubica una empresa de paquetería. Fue ese día -el 16 de julio- cuando el gerente de esa empresa interponía una denuncia tras haber sufrido el robo con fuerza. Explicó a los agentes que se había encontrado el portón de entrada «totalmente destrozado» y que le habían sustraído varios paquetes. Entonces, la brigada provincial de Policía Judicial, tras realizar las investigaciones correspondientes, determinó que el robo se había perpetrado mediante la modalidad del 'alunizaje'. Así se logró identificar a los presuntos autores, resultando ser I.G.M., que iba a bordo del vehículo, y el menor, que habría bajado de forma rápida del coche para robar la paquetería.

Además, los agentes identificaron a I.G.M. como presunto autor de otro delito más denunciado el 8 de julio por el propietario de otra empresa situada en otro polígono de Santander, donde también se encontró la puerta de entrada a su local forzada y echó en falta 150 euros y un teléfono móvíl en su embalaje.

En vista de todo ello, los policías procedieron a la detención de los presuntos autores, ambos con antecedentes por delitos de la misma naturaleza. El menor fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores y el de 39 años, a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia.