Un barco saudí carga armas en el puerto con destino «a la guerra de Yemen»

El Bahri llegó en la madrugada de ayer a Santander y estaba previsto que partiera anoche tras recoger el cargamento/Antonio 'Sane'
El Bahri llegó en la madrugada de ayer a Santander y estaba previsto que partiera anoche tras recoger el cargamento / Antonio 'Sane'

El navío utilizaba Bilbao como base para cargar el material, pero ha cambiado sus planes tras las protestas de distintos colectivos, que ayer se trasladaron a Santander

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

El pasado 16 de febrero, la asociación ecologista Greenpeace y otros colectivos realizaron una acción en el puerto de Bilbao para dar a conocer que un barco saudí utilizaba esas instalaciones de forma habitual para embarcar armamento y explosivos «de forma ilegal». Cuatro de esos activistas llegaron hasta Laredo huyendo de la Guardia Civil y allí fueron detenidos. Están a la espera de juicio y sus botes aún están en poder de las autoridades, pero consiguieron su objetivo: no ha vuelto a Bilbao. Lo consiguieron, a medias.

En la madrugada de ayer, el navío amarró en Santander. Según confirma la Autoridad Portuaria, a las 20.00 horas se terminaron de subir los cerca de 40 contenedores previstos y quedó listo para partir. Según organizaciones como Pasaje Seguro, con rumbo a Arabia Saudí y Emiratos Árabes. Desde allí, las armas después serán utilizadas «en la guerra de Yemen». «Creemos que es la primera vez que viene a Cantabria, pero no queremos que se convierta en algo habitual. No son bienvenidos no sólo porque las armas se usa en un conflicto muy cruento, es que además es ilegal», apunta Aurora Otero, miembro de este colectivo, que ayer reunió a algunas decenas de personas en el Fondeadero de los Mártires de la capital.

Como también subrayaban hace tres semanas desde Greenpeace, están convencidos de que este tipo de comercio no se ajusta a las normas nacionales e internacionales. Pero los servicios jurídicos de la Autoridad Portuaria tienen otro parecer. A su entender, no hay ningún argumento legal para impedir la entrada del Bahri, este navío que, al menos desde julio y de forma periódico una vez al mes, ha estado repitiendo la ruta Bilbao-Arabia.

«Queremos dejar claro que no es bienvenido. Su forma de actuar no se ajusta a las normas internacionales» Aurora Otero ONG Pasaje Seguro

«Creemos que todo es legal, pero podemos estar equivocados. Si es así, rectificaremos» Jaime González Presidente del Puerto

«Creemos que todo está en regla, pero claro que podemos estar equivocados. Si es así, rectificaremos», afirma Jaime González, presidente de la Autoridad Portuaria, quien recuerda que tampoco es especialmente raro que este tipo de transportes utilicen Cantabria como base. Además, González recuerda que todo el operativo se ha hecho con el conocimiento de la Capitanía Marítima y las autoridades policiales e invita a las personas que «legítimamente» piensen que se está cometiendo una ilegalidad a que lo denuncien.

Pasaje Seguro tuvo conocimiento de la llegada del Bahri a través de la ONG vasca Ongi Etorri (en euskera 'Bienvenida', en referencia a los refugiados). Esta organización viene haciendo un seguimiento del barco desde verano a través de un geolocalizador obligatorio para este tipo de navíos. «Lo esperábamos esta madrugada en Bilbao, pero apagaron el dispositivo y cuando lo volvieron a encender ya estaba en Santander», cuenta Luis Arbide, portavoz de la entidad, quien detalla que el material lo forman granadas y proyectiles de alto calibre fabricados en Burgos, Álava y Guipúzcoa. Pero también hay 'made in Cantabria'.

Otero dice que, dejando a un lado la parte moral o legal, el atraque de un barco con explosivos es una amenaza evidente para la población del entorno: «Podría producirse una explosión que afectaría a toda la zona del Barrio Pesquero y Marqués de la Hermida. Santander ya tuvo suficiente con un Machichaco». Pasaje Seguro ha creado una petición en change.org para exigir que no atraque en Santander el barco saudí Bahri Hofuf,

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos