«¡Estoy bien! Es que se me cruzó un coche y...»

El conductor, con ropa de trabajo, camina por la mediana para colocar unos conos que señalicen el accidente./
El conductor, con ropa de trabajo, camina por la mediana para colocar unos conos que señalicen el accidente.

Sale ileso tras volcar en la Avenida de Parayas

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

«¡Estoy bien! ¡Es que se me cruzó un coche y...!». Con el pulgar hacia arriba y tranquilizando a los testigos que lo veían al lado de la mediana, respondía el conductor que a primera hora de esta mañana salió ileso y por su propio pie de su turismo después de volcar en medio de la Avenida de Parayas, un aparatoso accidente en el que su coche acabó con importantes destrozos sin que, aparentemente, el joven que iba al volante sufriera lesión alguna.

Ha ocurrido minutos antes de las ocho de la mañana en la Avenida de Parayas, en dirección a Bilbao y a la altura de las instalaciones de El Diario Montañés, en un momento de intenso tráfico y con el asfalto mojado tras las lluvias de la noche. Se desconoce qué pasó exactamente, porque todo ocurrió muy deprisa. De pronto, ese vehículo apareció volcado, tras, supuestamente, esquivar a otro que se le había cruzado. El conductor salió y se puso a señalizar con conos y a sacar sus pertenencias del coche, mientras esperaba la llegada de los servicios de emergencia movilizados por el 112: una ambulancia del 061, que se fue al comprobar que estaba bien, tres patrullas policiales, mantenimiento de carreteras y una dotación de los bomberos, que enderezaron el turismo antes de que fuera retirado por la grúa.

Entre tanto, el tráfico de salida de Santander sufrió algunas retenciones. Pero fue un visto y no visto. Antes de las 08.30 horas, ya no había allí dispositivo alguno, ni coche volcado ni conductor.

 

Fotos

Vídeos