Cabárceno avanza en su puesta a punto