Los candidatos, cara a cara