La cántabra Blanca Ruiz, afectada de fibrosis quística y trasplantada, sube hasta la cima del Aneto