Los cántabros esperan del Niño lo que no lograron en la lotería de Navidad

Un cliente adquiere varios décimos para el sorteo de hoy en una administración de lotería de Santoña. /Antonio 'Sane'
Un cliente adquiere varios décimos para el sorteo de hoy en una administración de lotería de Santoña. / Antonio 'Sane'

El sorteo, que se celebra hoy, otorga 200.000 euros al décimo del primer premio, de los que 20.000 están exentos de impuestos

F.-G.

Con muy pocas suerte en la lotería de Navidad, y con premios mayores que se quedaron en solo 2.650.000 euros, los cántabros esperan de la lotería del Niño de hoy que les dé la alegría que no consiguieron el 22 de diciembre, a pesar de que en la región se vendieron por terminal electrónica cuatro décimos del Gordo: en Torrelavega, Colindres, Ampuero y San Vicente de la Barquera. En Navidad se vendieron en Cantabria, 42,9 millones euros en lotería, un 6,04 % mas que el año anterior. Ahora, en Reyes, la venta es menor que en Navidad, pero las administraciones han detectado cierta alegría en estas últimas jornadas. Como explica una lotera «si hubieran caído buenos premios en Navidad la venta para el sorteo del día de Reyes se habría disparado, pero no ha sido así. Sí que se nota alegría a la hora de la venta, pues hay muchas devoluciones y pedreas y eso anima al comprador», acaba. Y eso que el año pasado por estas fechas no cayó nada interesante de los premios de la lotería del Niño.

El primer premio de ese sorteo de Reyes ha caído cuatro veces en Cantabria: 1921, 1982, 1996 y 2002, según datos del Organismo Nacional de Loterías. Mientras que de la primera apenas hay referencias, en las otras tres ocasiones el primer premio estuvo repartido con otras comunidades. En 1982 y cayó en Santander (el número 06549), compartido con diez localidades más. La segunda vez fue en el 1996 y cayó en Santander (número 93561), compartido con siete localidades más. Y la tercera vez fue en 2002, en Santa María de Cayón (número 10320) compartido con once localidades.

Las ventas para este sorteo han aumentado, pero sin llegar a las que hubo para el del día 22

La evolución de las ventas para el sorteo de hoy deja claro que, en este tipo de asuntos, la crisis parece haber acabado. El crecimiento de ventas ha sido tal que se ha situado en niveles del año 2012. El gran descalabro de la venta tuvo lugar en 2013, con un descenso del 16% y unas cifras que pasaron de los 10 millones de euros a los 8,5. Pero, desde entonces, la venta ha ido aumentando de manera que, para el sorteo del año 2018, se vendieron 10,3 millones de euros, con un incremento del 6,16% en relación al año anterior. El sector parece salvado y goza de buena vida.

El premio principal de este sorteo de Reyes recibe también el nombre del Gordo, aunque no es tan popular como el del sorteo del 22 de diciembre. Y el dinero del primer premio también es menor que el del sorteo de Navidad, exactamente la mitad: son 200.000 euros por décimo para el primer premio. El décimo del segundo premio está dotado con 75.000 y el tercer premio con 25.000 euros. Los primeros 20.000 euros están exentos de pagar impuestos al Estado. En el sorteo de Reyes de 2018 el primer premio se fue íntegramente a Bilbao, al número 05685.

La duquesa de Santoña

Dicen los historiadores que el primer sorteo del Niño se debe a María del Carmen Hernández y Espinosa de los Monteros, duquesa consorte de Santoña, precursora con su Rifa Nacional del Niño, para financiar el del Hospital del Niño Jesús, que levantó en la calle Menéndez Pelayo de Madrid y que fue el primer centro pediátrico fundado en España. Y señalan que el Rey Alfonso XIII, que había concedido a su esposo y banquero Juan Manuel de Manzanedo los títulos de marqués de Manzanedo en 1864 y duque de Santoña en 1875, eximió a la dama en 1877 de pagar el impuesto del 4% que por aquel momento abonaban todas las rifas al Tesoro Nacional. El Rey le concedió tal gracia, sin duda, como gratificación al duque de Santoña por su contribución a la Restauración borbónica.

En cualquier caso, desde Loterías y Apuestas del Estado dicen que existen referencias documentales de que en 1868 ya se conocía popularmente este sorteo como el del Niño, y que fue en 1941 cuando se configura con personalidad propia, hasta convertirse en el segundo sorteo en importancia de la lotería nacional. En 1966, la denominación del Sorteo del Niño aparece en las listas oficiales de premios.

 

Fotos

Vídeos