Condenan a 9 años al acusado de pegar a su compañero de piso cuando dormía

Condenan a 9 años al acusado de pegar a su compañero de piso cuando dormía

Le propinó varios puñetazos hasta producirle un traumatismo craneoencefálico y el estallido del ojo derecho

DMSantander

La Audiencia de Cantabria ha condenado a nueve años y un día de cárcel a un hombre que golpeó mientras dormía a su compañero de piso, en Castro Urdiales, al que causó traumatismo craneoencefálico y estallido del ojo derecho.

La sentencia, que se puede recurrir, condena al hombre por un delito de lesiones agravadas con la agravante de alevosía.

Además de los nueve años y un día de cárcel, la Audiencia le impone el pago de una indemnización de alrededor de 42.000 euros a la persona a la que agredió, más 4.500 euros al Servicio Cántabro de Salud.

En la sentencia se considera probado que en octubre de 2016 el hombre, que se encontraba con su compañero de piso en esa vivienda que compartían en Castro, aprovechó que estaba profundamente dormido y sin posibilidad de defensa para golpearlo.

Habían tenido una discusión previa y, según el relato de los hechos de la sentencia, el condenado entró en la habitación de su compañero y «le propinó de forma brutal varios puñetazos» en la cabeza y en la cara, a la altura de los ojos.

A consecuencia de ello, esta persona sufrió traumatismo craneoencefálico y el estallido del ojo derecho, y tuvo que tener tratamiento quirúrgico y 107 días para curarse. Además, le han quedado secuelas.

Los magistrados basan la condena en las pruebas practicadas en el juicio y, sobre todo, en la declaración del agredido.

También inciden en las manifestaciones «inconexas» y «carentes de sentido» del procesado, frente a las declaraciones del agredido, que «siempre ha dicho lo mismo», de forma «congruente» y «sin vacilaciones».

«De toda la prueba se desprende que el agresor fue el procesado, sin duda alguna», recalcan los magistrados.