El Consejo de Estudiantes rechaza el traslado de los exámenes de septiembre a junio

Alumnos en las pruebas de EBAU de este año /María Gil Lastra
Alumnos en las pruebas de EBAU de este año / María Gil Lastra

El órgano que representa al alumnado de la Universidad de Cantabria se queja de «falta de diálogo» y señala que no apoyarán ningún calendario que no tenga el refrendo del colectivo estudiantil

DM .
DM .Santander

El Consejo de Estudiantes de la Universidad de Cantabria (CEUC) ha manifestado hoy su «total rechazo» al adelanto de los exámenes extraordinarios de septiembre a junio, ya que «no se tienen en cuenta la opinión del estudiantado». Además, cuestiona que el cambio vaya a mejorar los resultados académicos, como sostiene el consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes.

El cambio de estos exámenes era una histórica reivindicación del Comité de Directores de los institutos de Cantabria que se hará realidad a partir del próximo curso. Los exámenes se realizarán dos o tres semanas después de la última evaluación ordinaria. Este cambio ya se materializó en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en el ejercicio 2016/2017. La medida supondrá igualmente el adelanto al mes de julio de las pruebas extraordinarias de la EBAU (Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad).

En un comunicado, el CEUC ha explicado que ha abordado esta cuestión en «numerosas ocasiones» con el Rectorado de la UC, pero «el dialogo está roto» porque las posturas son «antagónicas». El presidente del Consejo de Estudiantes, David Ruiz de Santayana, ha afirmado que no apoyarán ningún cambio de calendario académico que no sea refrendado por los estudiantes.

Entre sus argumentos para posicionarse en contra de este cambio se encuentra la consulta realizada el pasado 26 de abril en la que los resultados se posicionaron a favor de septiembre con un 63,18% de los votos y una participación del 14,17% entre el estudiantado.

En este sentido, el CEUC ha criticado al Gobierno de Cantabria por tomar esta decisión «de espaldas a los estudiantes y en plenas vacaciones escolares«. Además, ha cuestionado que «el cambio impuesto conlleve mejores resultados académicos para los afectados». Para el Consejo, «la eliminación de septiembre perjudica a todos los estudiantes que tienen que compatibilizar sus estudios con obligaciones familiares o laborales».

El órgano de representación ha denunciado que las universidades están cambiando sus sistemas de evaluación «de forma impositiva» y «donde se ha preguntado mediante referéndum a los estudiantes acerca de este cambio siempre ha surgido un frontal rechazo», ha asegurado.

 

Fotos

Vídeos