Cruz Roja pide «prudencia» a los bañistas después de 104 rescates en lo que va de verano

Dos socorristas observan la playa de Los Locos en Suances. /Luis Palomeque
Dos socorristas observan la playa de Los Locos en Suances. / Luis Palomeque

El director de Socorro y Emergencias, Agustín Salán, advierte de que es una cifra «elevada» dados los pocos días de playa registrados hasta ahora

RODRIGO CAMPOSSantander

Cruz Roja Cantabria advierte del peligro que conllevan el calor, los días de playa y el baño, y recuerda «pautas básicas» para evitar problemas. Y es que a pesar de que hasta el momento las condiciones meteorológicas no han acompañado y de que ha habido un 73% de banderas verdes, se han realizado ya 104 rescates en los que los bañistas «no podían salir del agua por sus propios medios».

En este sentido, la rápida actuación de los socorristas en las playas en las que se encarga de controlar el baño ha resultado «crucial para que no llegue a más», explica Agustín Salán, director de Socorro y Emergencias de la organización, y recuerda que se deben «extremar las precauciones a la hora de bañarnos en el mar y, sobre todo, tomarnos muy en serio las indicaciones que nos dé el equipo de socorristas».

El agua revuelta que ha habido estos días y las fuertes corrientes son algunas de las causas que han propiciado las intervenciones. En lo que va de verano se contabilizan 3.259 actuaciones en los 49 puestos de salvamento en la región. La mayor parte de las asistencias prestadas han sido sanitarias, como picaduras, esguinces, luxaciones y erosiones, pero también se tienen en cuenta la localización de adultos y niños (132 menores y 22 mayores), o las actuaciones sociales, como las que se ofrecen a través de dispositivos para facilitar el baño de las personas con discapacidad. Además, se han producido 46 evacuaciones a hospitales.

«Debemos tomarnos muy en serio las indicaciones que nos dé el equipo de socorristas» Agustín Salán | Cruz Roja

Para llevar a cabo estas intervenciones, la organización dispone de 220 personas, entre socorristas, médicos, enfermeros y conductores, y de 13 embarcaciones y motos acuáticas. Cruz Roja señala que el servicio está siendo muy similar al del año pasado, ya que las condiciones meteorológicas han sido parecidas. Hasta ahora, el verano ha permitido disfrutar del sol en sólo un 23% de los días en los que el organismo trabajaba.

220 personas trabajan este año en los 49 puestos de salvamento de la organización

Recomendaciones

La organización ofrece unas indicaciones para un «baño seguro» y así evitar accidentes y apuros en el agua. Bañarse en zonas habilitadas para ello y vigiladas, no entrar al agua de manera brusca, respetar las señalizaciones y normas de los socorristas y vigilar a los niños en todo momento. En las playas el riesgo aumenta en el mar, pero las altas temperaturas también tienen efectos negativos: debilidad, fatiga, dolor de cabeza, falta de apetito, insomnio o calambres son algunas de las consecuencias que se producen.

Con la campaña 'Yo me protejo del calor', Cruz Roja Cantabria quiere destacar que no afecta a todas las personas por igual. Los mayores, especialmente los que viven solos o que son dependientes, la población infantil y las personas con enfermedades crónicas y en tratamiento con determinados fármacos, son las más vulnerables y deben tener más cuidado.

Se ha ayudado a localizar a 153 personas perdidas en la playa, 132 menores y 22 mayores

También dan unas pautas sencillas para seguir en el día a día, reducir los problemas derivados de las altas temperaturas y poder «disfrutar del calor», señala Salán. En el exterior se recomienda permanecer en la sombra, protegerse del sol e hidratarse. En el hogar, mantenerse en estancias frescas y bajar persianas. Tampoco dejar a niños o personas mayores en el interior de un vehículo cerrado.