La fuerte tormenta de esta tarde, preludio del tiempo inestable para el inicio de Semana Santa

Peatones bajo la tormenta de esta tarde en Santander/Javier Cotera
Peatones bajo la tormenta de esta tarde en Santander / Javier Cotera

El teleférico de Fuente Dé ha cerrado provisionalmente por las fuertes rachas de viento registradas en Liébana | En Torrelavega se llegó a los 26,8 grados y en Castro se han recogido casi 15 litros por metro cuadrado

ANA DEL CASTILLOSantander

Tal y como apuntó la Agencia Estatal de Meteorología esta mañana, la tormenta llegó a Cantabria -antes a Santander- con intensa lluvia y fuerte viento. No eran las tres de la tarde cuando se comenzaron a escuchar truenos en la capital cántabra, mientras que el teleférico de Fuente Dé cerraba por las rachas de viento registradas en la zona de Liébana.

La región pasó de los casi 27 grados, como los registrados en Torrelavega o los 26,1 de San Felices, a una bajada drástica de temperaturas -de golpe los termómetros cayeron hasta los 13 grados-, además de tormenta, granizo y lluvia. De sol, ni hablamos. En Castro Urdiales se han recogido hasta las cinco de la tarde 14,7 litros por metro cuadrado; 11,7 en Santander y algo mas de ocho en Liébana. A las 16.10 horas en Reinosa se midió una racha de viento den 84 kilómetros por hora y de 77 en Tresviso a las tres de la tarde.

«Se producirán rachas de viento muy fuertes acompañadas de chubascos, tormenta localmente fuerte con granizo», explicaba esta mañana José Voces, delegado occidental de Aemet en Cantabria. Y vaya si llegó el mal tiempo. Además, de forma repentina. Según los expertos, hasta las ocho o nueve de la noche no irá remitiendo.

Las primeras incidencias se han registrado en Liébana, donde las fuertes rachas de viento han obligado a cerrar de manera temporal el teleférico de Fuente Dé. La empresa pública Cantur, de la que depende esta infraestructura turística, ha informado a través de su página web del cierre provisional del teleférico.

Y en San Vicente de la Barquera se han registrado ya rachas de 72 kilómetros por hora, siendo el décimo lugar de España con mayor racha de viento, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) hasta las dos de la tarde.

Esta vez no se salva nadie. «Simplemente es un frente, pero intenso», apuntaba Voces. Toda Cantabria estará en aviso amarillo (alerta por riesgo) por tormentas y lluvias, con especial intensidad hacia la zona oriental, la del País Vasco, y más leve en la occidental, dirección Asturias. En el caso de la lluvia se prevé una precipitación acumulada de 15 litros por metro cuadrado.

Cantabria es una de las diez provincias con aviso amarillo (riesgo) por estos fenómenos meteorológicos junto con Burgos, Palencia, Soria, Navarra, La Rioja, Asturias, Álava, Guipúzcoa y Vicaya.

¿Y en Semana Santa?

El mal tiempo, según el delegado territorial, se resuelve mañana, y el miércoles volverá otra vez el viento Sur y el consiguiente aumento de temperaturas.

¿Y qué tiempo nos espera para Semana Santa? «Jueves y viernes serán dos días de inestabilidad con el paso de un frente que traerá cielos cubiertos y temperaturas más bajas», señala Voces. En general, serán dos días grises con algo de precipitación «pero nada serio». Lo bueno, es que la otra mitad de los días festivos, el sábado y el domingo, «tienen buen aspecto», aunque todavía estamos lejos para acertar de pleno.