El jurado declara culpable al conductor que mató a un peatón y se fugó, pero pide el indulto

El acusado, a la izquierda, junto a su abogada y otros letrados./Sane
El acusado, a la izquierda, junto a su abogada y otros letrados. / Sane

Los miembros del jurado han solicitado que se le aplique el beneficio de suspensión de la pena privativa de libertad y que se pida su indulto al Gobierno español

DM .
DM .Santander

El jurado ha declarado culpable de un delito de omisión del deber de socorro al conductor que en noviembre de 2015 atropelló mortalmente a un peatón al que no auxilió cuando circulaba por la carretera autonómica CA-651 de La Cavada a Entrambasaguas, a la altura de la localidad de Navajeda. No obstante, los miembros del tribunal -que han emitido su veredicto por mayoría de ocho sobre nueve- han pedido por unanimidad que se le aplique el beneficio de suspensión de la pena privativa de libertad que se le imponga, que en el caso de la fiscal es una solicitud de siete meses de prisión, al aplicar la atenuante de confesión.

Asimismo, este miércoles en la última sesión del juicio, que se ha celebrado desde el lunes en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria y que ha quedado visto para sentencia, se han mostrado igualmente por unanimidad partidarios de pedir al Gobierno de España que sea indultado de la condena, al no tener antecedentes penales.

Tras la emisión de su veredicto en función de los hechos que han considerado probados y los que no, el jurado ha quedado disuelto y se han pronunciado las partes.

La representante del Ministerio Público ha mantenido ante la sala la alternativa de siete meses de cárcel -en lugar del año solicitado inicialmente- por la atenuante de confesión, y no se ha opuesto a la solicitud de indulto o suspensión de la condena que se ha planteado.

La acusación particular, ejercida por la familia de la víctima, se niega a que se suspenda la pena que se imponga al acusado, para el que pide tres años y medio de cárcel.

Finalmente, la defensa ha solicitado que se le condene a la pena mínima prevista para estos supuestos, de seis meses, y se ha mostrado a favor de que se le conceda el beneficio de suspensión de la condena por reunir su cliente todos los requisitos para ello, como el hecho de ser 'reo primario' (no ha delinquido nunca antes) así como por sus circunstancias personales, laborales y sociales (es joven, tiene pareja, trabaja, etc).

En su interrogatorio, el lunes, el chico se declaró no culpable. Según explicó, el día de los hechos -el 13 de noviembre de 2015, sobre las 14.20 horas- se dirigía por la carretera de La Cavada-Entrambasaguas a trabajar cuando en un momento dado sintió que «explotó» su ventanilla del coche, tras lo que vio por el retrovisor tendido sobre la calzada a un hombre (que había cruzado indebidamente, por un lugar no autorizado) al que se acercaban personas que salían de un bar.

Según dijo, en un primer momento no comprendía qué había ocurrido, y sintió «pánico» y «bloqueo», por lo que llamó a su jefe y le pidió que avisara a una ambulancia.

Tras esto, siguió hasta su trabajo, a unos dos minutos en coche, y regresó después con su jefe al lugar, donde permanecía la víctima, que posteriormente fue evacuada en ambulancia y que falleció antes de llegar al Hospital Valdecilla a consecuencia de las graves lesiones sufridas.

Los miembros del tribunal han considerado probados determinados hechos y otros no, pero han concluido, por mayoría -de ocho frente a uno- que el conductor es culpable de haberse ausentado del lugar del atropello sin auxiliar a la víctima, aunque han interesado que se le suspenda la pena que se le imponga y que sea indultado.

 

Fotos

Vídeos