Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Desechos

Ahora que acaba la legislatura se aliviará la pobreza con recursos municipales, no solo particulares

Olga Agüero
OLGA AGÜERO

hora que, según nos insistió Mariano antes de despedirse a la francesa, ya habíamos superado la crisis, en Santander vamos a toma medidas contra sus efectos. Diez años después. Loable capacidad de reacción. Desafortunadamente –bendita providencia– aún llega a tiempo, porque la pobreza sigue aumentando en Cantabria. Se da la extravagante paradoja de que el destiempo llega a tiempo. Acaban de anunciarnos un programa para luchar contra la exclusión social. Según confiesan, con desconcertante franqueza, el estudio empieza y concluye sin saber cuántos santanderinos están afectados. Si sabemos, con matemática precisión, que el plan cuesta 15.000 euros, uno por cada persona atendida en los servicios sociales el año pasado que, singular casualidad, suman una cifra idéntica. 15.000 santanderinos. Tampoco el Gobierno cántabro, a estas alturas de legislatura, tiene datos fiables sobre pobreza infantil y está encargando un recuento.