Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Las despensas del agua en Cantabria siguen a la baja, pero no peligra el abastecimiento

Los cántabros temen que este verano se produzcan cortes de agua./Román Ríos
Los cántabros temen que este verano se produzcan cortes de agua. / Román Ríos

Tras rechazar la captación del pantano del Ebro y proponer la presa de Alsa como alternativa, el Ministerio aún no ha contactado con Viesgo, su copropietaria

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

El nivel de las reservas hídricas en la comunidad autónoma sigue disminuyendo mientras continúa abierta en Cantabria la ‘guerra del agua’ entre el Gobierno central, que se ha negado a permitir la captación de siete hectómetros cúbicos del pantano del Ebro para el abastecimiento por la situación de sequía de la cuenca, y el Ejecutivo regional, que rechaza otras alternativas para conseguir esa misma cantidad de agua al considerar que en 2008 el Ministerio de Medio Ambiente le reconoció el derecho de disfrutar de ese embalse.