Descubren un taller clandestino en Torrelavega durante una operación contra el tráfico de armas

Un agente sostiene uno de los fusiles fusil AK47 incautados. / OPC

La Guardia Civil halló en la capital del Besaya unas 70 armas cortas y largas, parte de ellas en disposición de hacer fuego y otras en proceso de rehabilitación

DM .
DM .Santander

La Guardia Civil ha detenido a cuatro ciudadanos españoles, entre ellos a una persona en Torrelavega, que interactuaban entre ellos para traficar con armas que llegaban a organizaciones criminales ligadas con el narcotráfico y los delitos contra la propiedad. Se han intervenido 322 armas, entre ellas doce de guerra y 50.000 cartuchos.

La Guardia Civil ha informado este miércoles de la 'operación Golalde', una de las mayores contra el tráfico de armas, en la que se ha incautado de más de 322 armas ilegales en Cantabria.

Entre las armas intervenidas se encuentran fusiles de asalto AK-47, subfusiles, pistolas ametralladoras y más de 250 armas cortas plenamente funcionales, entre las que destacan un bolígrafo-pistola y un bastón-escopeta, en ambos casos artilugios prohibidos.

En Torrelavega, en un taller clandestino, se han hallado unas 70 armas cortas y largas, parte de ellas en disposición de hacer fuego y otras en proceso de rehabilitación.

La operación se inició a principios de 2018 al detectar la Guardia Civil que un vecino de Gijón, con antecedentes por consumo de heroína y con falsa apariencia de ser coleccionista, quería vender un arma por internet a un elevado precio. Esto derivó en la detención y hallazgo de un taller clandestino en Torrelavega y otro en un trastero de Gijón.

OPC

Se han ejecutado once registros en una investigación dirigida por el Juzgado de Instrucción número 5 de Gijón, que ha decretado el ingreso prisión de los cuatro arrestados.

3.050 armas retiradas del mercado negro desde 2015

Desde 2015, la Guardia Civil ha retirado del mercado negro 3.050 armas de fuego y 335.000 cartuchos metálicos. Ese año, el Instituto Armado puso en marcha un plan integral para controlar ese tráfico ilícito, que hasta ahora se ha saldado con 295 detenidos en 28 operaciones. Estos datos han sido ofrecidos este miércoles por la Guardia Civil en la rueda de prensa para hablar de la operación Golalde.

Muchas de esas armas retiradas del mercado, según han explicado los responsables de la operación Golalde, podrían tener como destino las organizaciones dedicadas al narcotráfico, delincuentes habituales e, incluso, células yihadistas y lobos solitarios. Porque a diferencia de grupos terroristas como ETA, los yihadistas no cuentan con canales logísticos y recurren al mercado negro para suministrarse, dentro de su firme determinación de hacer la yihad bajo el lema «golpea donde puedas con lo que puedas», como han subrayado los investigadores.